Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Gaztelueta: “No puedo pedir perdón” por unos abusos que “no creo”

Goyarrola respalda al exprofesor condenado a once años de prisión por abusos reiterados a un alumno cuando era menor

El director del colegio Gaztelueta, en Leioa, Imanol Goyarrola, en el despacho en el que se produjeron los abusos.
El director del colegio Gaztelueta, en Leioa, Imanol Goyarrola, en el despacho en el que se produjeron los abusos.

"Se me dice que tengo que pedir perdón, pero no puedo". Imanol Goyarrola, director del colegio Gaztelueta, un centro del Opus Dei de Leioa (Bizkaia), ha defendido este jueves con vehemencia la inocencia de José María Martínez Sanz, el profesor al que los jueces consideran culpable de abusos sexuales a uno de sus exalumnos. "No comparto la sentencia", ha dicho. "El relato del menor" cuando se produjeron los hechos "no es creíble", dice. El director ha comparecido junto al presidente de la entidad titular del colegio Gaztelueta, Juan Anguisola, para analizar la sentencia hecha pública el pasado día 15 que considera como probados los delitos del exprofesor y lo condena a una pena de prisión. El fallo ha sido recurrido.

Goyarrola ha leído parte de las declaraciones del exalumno de su colegio en el despacho en el que se produjeron los hechos, y así explicar algunas de sus contradicciones como que no hay persianas, como relataba, "sino cortinas". El pronunciamiento de Goyarrola se ha producido un día después de que la Audiencia Provincial de Bizkaia desestimara la petición de ingreso en prisión del exdocente, que había solicitado la acusación particular. El condenado deberá comparecer semanalmente ante el Juzgado de Guardia. Desde el pasado septiembre el —juicio comenzó a comienzos de octubre—, el colegio, a través de una página web creada para hacer seguimiento del caso, defendió la versión del profesor. La familia de la víctima ha considerado la rueda de prensa del director del centro como "bochornosa" y han afirmado que la próxima semana realizaran un comunicado como respuesta a dichas acusaciones.

Goyarrola y Anguísola han coincidido en que creen en la inocencia del profesor condenado y no creen el relato de abusos del menor, pese a lo cual se solidarizan con él y quieren que se recupere lo antes posible del dolor al que le ha tenido que generar el proceso y la "exposición" a los medios de comunicación. Goyarrola ha explicado que la sentencia introduce errores ya que los magistrados de la Audiencia de Bizkaia que juzgaron el caso han mezclado declaraciones y atribuido palabras a algunos de los testigos que no dijeron. "Siento mucha pena por el antiguo alumno y su indudable sufrimiento, por la cruel exposición mediática a la que ha sido sometido por su propio entorno. Deseo profundamente que el antiguo alumno recupere la salud cuanto antes", ha lamentado Goyarrola.

José María Martínez, el profesor del colegio Gaztelueta fue condenado a 11 años de cárcel por abusar sexualmente de un menor del que fue tutor entre 2008 y 2010, y a mantenerse alejado de la víctima durante 15 años además de condenarle a pagar las costas procesales. El padre de la víctima, Juan Cuatrecasas, aseguró ese día: "Cuando la verdad fluye... nadie puede contra eso”. "Reconozco la victoria de la acusación en el juicio. Su objetivo era la condena y lo han conseguido. Pero para que no queden dudas, quiero decir que sigo creyendo en la inocencia del profesor. Y sé que no soy el único que lo piensa. De hecho, somos muchos y no solo los del colegio como se quiere hacer creer", ha respondido el director del centro educativo.

En un alegato contra la sentencia ha dicho que no ha visto ninguna prueba incriminatoria. "Conozco las contradicciones del relato del chico y soy testigo directo de muchas de las mentiras que se han dicho hasta llegar a la condena", ha manifestado.  "En mi opinión, el juicio puede resumirse de la siguiente manera: Todo lo que dice el antiguo alumno es cierto, y el que dice lo contrario miente", ha señalado. también ha cargado contra Cuatrecasas: "Durante años, el padre ha dicho auténticas barbaridades sobre mí y sobre el colegio. Me han acusado de mentir y de encubrir. Acusaciones tan infundadas e injustas que he decidido no contestar", ha dicho.

Goyarrola ha llegado a afirmar que él mismo "podría estar condenado en la cárcel" puesto que fue su preceptor del acusador en 5º y 6º de primaria, "cuando él sufrió los episodios de ansiedad a los 10 años". "También le saqué de clase con más frecuencia porque faltaba mucho y quería ayudarle a que recuperara la materia y los exámenes que no había realizado", ha dicho. Por ello, ha llamado la atención sobre "lo vulnerables e indefenso" que están "todos los profesores ante una sentencia como esta".

El presidente de la entidad titular del colegio Gaztelueta, Juan Anguísola, ha dado lectura a un comunicado en el que ha expresado el "firme compromiso" del centro con "la lucha contra los abusos sexuales". "Como centro educativo, tenemos la obligación ineludible de proteger la intimidad e integridad de los menores que tenemos a nuestro cargo, manteniéndoles permanentemente a salvo de cualquier agresión", ha explicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información