Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las seis zonas contaminadas por radiactividad en España

Madrid, Toledo, Tarragona, Huelva, Murcia y Almería están en el mapa de las zonas afectadas por vertidos radiactivos

Las balsas de fosfoyesos en el estuario del río Tinto en Huelva.

En 2008 se aprobó un real decreto que buscaba regular los suelos y aguas "afectados por contaminación radiológica". Aquella norma ordenaba al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que hiciera un inventario de las zonas contaminadas, algo que nunca se ha hecho. Tras varias informaciones de EL PAÍS sobre la ausencia del catálogo y la presencia de enterramientos clandestinos de residuos en la dictadura, el CSN ha admitido la existencia de seis áreas con "presencia de radiactividad", que no están declaradas como contaminadas porque no existe el catálogo ni la norma que lo regular. Estas son las seis zonas donde el CSN dice, sin embargo, que no hay un riesgo significativo.

1. Banquetas del Jarama

Madrid y Toledo | 8 enterramientos de superficie desconocida. Cesio-137 y estroncio-90

Las márgenes del Canal Real del Jarama, entre Madrid y Toledo.

Muy pocos conocían los seis enterramientos a lo largo del canal de riego del Jarama en los que la dictadura enterró los restos radiactivos del escape que se produjo en 1970 en las instalaciones del entonces llamado Centro Nacional de Energía Nuclear Juan Vigón, ubicado en la Ciudad Universitaria de Madrid. El escape de varias decenas de líquido radiactivo se coló por las alcantarillas y fue a parar al Manzanares. De ahí pasó al Jarama, a la real acequia de ese río y al Tajo. El franquismo no puso en marcha ningún plan de contención y ocultó el accidente. El canal de riego se drenó y parte de los lodos se enterraron en los márgenes de la acequia. "El silencio durante 48 años es inadmisible", critica Ecologistas en Acción. "La falta de señalización es una muestra clara de ello", añade. En las banquetas hay presencia de cesio-137 y estroncio-90.

2. Palomares

Cuevas de Almanzora (Almería) | 40 hectáreas. Plutonio-239 y Americio-241

Área restringida por posible contaminación en Palomares (Almería).
Área restringida por posible contaminación en Palomares (Almería).

Varias parcelas —que ocupan unas 40 hectáreas— a las afueras de Palomares están valladas. Dentro hay tierra contaminada con plutonio-239 y americio-241, procedente de dos bombas termonucleares que el 17 de enero de 1966 cayeron sobre esta pedanía de Cuevas de Almanzora, Almería. Fue el resultado de la colisión de dos aviones de Estados Unidos. El Gobierno de EE UU se llevó parte de la tierra contaminada. La Administración de Obama se comprometió a retirar el resto, pero llegó Trump y el acuerdo se quedó en nada. Ecologistas en Acción ha recurrido a la Audiencia Nacional para que se limpie la zona. Se está a la espera de una sentencia.

3. Marismas de Mendaña

Estuario del Río Tinto (Huelva) | 1.600 metros cuadrados. Cesio-137

Las Marismas de Mendaña, en Huelva.
Las Marismas de Mendaña, en Huelva.

En 1998 se registró un incidente en las instalaciones de Acerinox, en Cádiz. Por error se fundió cesio-137 en esa acería. Parte de los restos contaminados acabaron en Huelva, en una planta conocida como Centro de Recuperación de Inertes 9, en las Marismas de Mendaña. "Lo descubrimos nosotros2, recuerda Julio Barea, de Greenpeace, sobre el estudio que realizaron en 2007, en el que encontraron trazas de cesio-137.

4. Fosfoyesos

Estuario del Río Tinto (Huelva) | 1.200 hectáreas. Radio-226

Balsas de fosfoyesos en el estuario del río Tinto, junto a la ciudad de Huelva.
Balsas de fosfoyesos en el estuario del río Tinto, junto a la ciudad de Huelva.

En la misma zona de Huelva se encuentran las enormes balsas —de 1.200 hectáreas— en las que durante décadas la empresa Fertiberia depositó sus residuos en forma de fosfoyesos. En estos fosfoyesos también hay isótopos radiactivos, en concreto, radio-226. La Mesa de la Ría lleva años denunciando esta situación en Huelva. Acusa al Gobierno, a la Junta y al CSN de un "silencio cómplice2. Esta organización rechaza el plan de recuperación de la zona, que está a la espera de la declaración de impacto ambiental del Ejecutivo central. La Junta sostiene que tampoco acepta el plan propuesto por Fertiberia. El ecologista Juan José Carmona, de WWF, critica la "continua burla" de la empresa, que "sigue sin presentar un plan donde se cumpla la ley de forma estricta".

5. Embalse del Ebro

Flix (Tarragona) | Lodos de fosfatos ya retirados. Uranio-238

Complejo químico de Ercros junto a los diques que limitan la parte contaminada del embalse del Ebro.
Complejo químico de Ercros junto a los diques que limitan la parte contaminada del embalse del Ebro.

En el embalse del Ebro situado en Flix (Tarragona) se situaban lodos de fosfatos, con presencia de uranio-238. En el vaso del pantano hay una gran cantidad de lodos contaminados procedentes de vertidos históricos de la actividad química. El CSN, oficialmente, sostuvo el miércoles que los lodos 2ya han sido retirados". Sin embargo, fuentes internas del organismo niegan esa afirmación, ya que las labores de descontaminación no han finalizado.

6. El Hondón

Cartagena (Murcia) | 108 hectáreas. Uranio-238

El Hondón, en Cartagena, Murcia,
El Hondón, en Cartagena, Murcia,

En Cartagena, Murcia, se encuentran otros depósitos de lodos de fosfatos que se extienden por unas 108 hectáreas, donde hay presencia de uranio-238. Los residuos fueron depositados allí por la empresa química Potasas y Derivados. El Ayuntamiento de Cartagena sostiene ahora que la inclusión de los terrenos en el futuro catálogo permitirá recibir fondos públicos para la limpieza de esta zona, que el Consistorio dice que vallará.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >