Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE eleva las pérdidas a 716 millones de euros

Echenique confía en recibir “de forma inmediata” dinero del Gobierno

Leopoldo González Echenique.
Leopoldo González Echenique.

La televisión pública acumula unas pérdidas de 716 millones de euros, según los datos que ha ofrecido el presidente de RTVE, Leopoldo González Echenique, este martes en el Congreso. Más de la mitad corresponden a la depreciación del valor de los inmuebles de la compañía. En 2007, antes del estallido de la burbuja del ladrillo, los edificios de RTVE estaban tasados en 800 millones y hoy su valor ha caído a la mitad.

La situación financiera de la corporación ha centrado la comparecencia del presidente en la comisión mixta Congreso-Senado. Desde que el Gobierno recortara la subvención directa a través de los Presupuestos Generales del Estado (casi 250 millones de euros al año), RTVE arroja un déficit anual de más de 100 millones de euros (113 millones en 2012 y la misma cantidad en 2013). Para este ejercicio se espera una cifra similar si antes el Gobierno no acude al rescate.

Este encadenamiento de pérdidas, unido a la depreciación patrimonial, pone en peligro la supervivencia del Consejo de Administración y del propio Echenique. La ley de RTVE (aprobada en 2006)  especifica que los consejeros cesarán en su cargo si como consecuencia de las pérdidas el patrimonio quede reducido a una cantidad inferior a la mitad del capital social. Y esta situación está a punto de producirse.De manera que si el Ejecutivo no inyecta dinero de manera urgente, a Mariano Rajoy le estallaría en las manos una crisis institucional  en RTVE.

Echenique ha asegurado que el crítico momento por el que atraviesa la televisión pública es coyuntural y que confía en que “de forma inmediata” se producirá un ajuste del modelo de financiación. No aclaró si la corporación, que ha reclamado al Gobierno una aportación extraordinaria de 120 millones de euros, recibirá esta cantidad y cuándo entraría en las arcas de RTVE. Pese a todo, ha insistido en que “en un plazo muy inmediato se atenderán las necesidades” de la compañía.

La caída de los ingresos ha tenido un efecto dominó en la audiencia

Los principales reproches hacia la situación económica de la televisión pública han procedido del Grupo Socialista. Su portavoz en la comisión, Juan Luis Gordo, ha responsabilizado al Gobierno del PP del “agujero financiero” de RTVE. En tres años, el Ejecutivo de Rajoy le ha recortado a la corporación 704 millones de euros. “El Gobierno se lo quitó y ahora RTVE ha solicitado un rescate al Gobierno”, ha dicho Gordo, quien ha aprovechado para criticar las maniobras de altos cargos del PP para promover el relevo de Echenique ante los procesos electorales que se avecinan. “El PP es insaciable, la manipulación es su objetivo central”, ha sostenido el portavoz socialista.

La caída de los ingresos ha tenido un efecto dominó en la audiencia. Pero más allá de las cuotas de pantalla, los socialistas han arremetido contra contenidos muy concretos. La diana de sus críticas ha sido el espacio El pueblo más divertido, que emite La 1 en la noche de los lunes. Gordo ha tildado este programa de “casposo y rancio”, además de considerarlo “aburrido, insulso y sin gracia”. “Contribuye al hundimiento de la televisión pública, merma su audiencia y le resta credibilidad”. Gordo ha puesto de relieve su elevado coste (3,5 millones de euros) así como el abultado salario de su presentadora, Mariló Montero, que por 13 ediciones cobrará, según sus datos, 169.000 euros.

Echenique ha admitido que la valoración de El pueblo más divertido no es buena y que no está satisfecho de sus resultados. “No es un programa de éxito y no ha cubierto las expectativas”, ha observado el presidente, que ha justificado su coste –“3,5 millones para un programa de prime time no es exagerado”- y el sueldo de su presentadora –“está en la franja baja del mercado”.

También Entre todos se ha llevado su ración de crítica. El parlamentario Jordi Guillot lo ha calificado de “deleznable”, ha dicho que es “pura telebasura” y le ha pedido a Echenique que lo retire porque “es indigno de formar parte de una televisión pública”. “Tomo nota de la crítica con espíritu constructivo”, respondió el presidente de RTVE, que avanzó una nueva orientación del programa ante la próxima temporada. Aseguró que desde su inicio ha recibido más de 114.000 llamadas y ha recaudado entre el público más de siete millones de euros.

El portavoz de Izquierda Plural, Sixto Iglesias, ha aprovechado para poner el foco en los informativos y especialmente en el “deterioro” de los telediarios y de Informe semanal, motivos por los que ha reclamado la destitución “fulminante” del director de los Servicios Informativos, Julio Somoano. “Tomo nota de su sugerencia, pero no voy a cesar a Somoano”, zanjó Echenique.