Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un pederasta por abusar de tres menores de 10, 12 y tres años en Mallorca

El agresor almacenaba miles de fotografías de los niños, que vendía o intercambiaba con otros pedófilo. Los padres de dos de las niñas, amigos del agresor, también han sido arrestados

La Policía Nacional ha detenido en Palma de Mallorca a un hombre de nacionalidad alemana por abusar sexualmente de un niño de tres años y de otras dos menores, hermanas, de 10 y 12. El arrestado realizaba sesiones fotográficas de los niños para vendérselas a otros pedófilos o intercambiarlas por pornografía infantil. También sesiones a la carta de las peticiones de otros pedófilos para las que utilizaba decenas de piezas de lencería femenina que estos enviaban para ver a las niñas con estas prendas. Los padres de las dos hermanas, amigos íntimos del agresor y a quien consideraban un benefactor porque les había ayudado económicamente, también han sido detenidos por un presunto delito de corrupción de menores, ya que podrían conocer que sus hijas estaban sufriendo abusos.

En el registro del domicilio y la oficina del agresor, las autoridades han intervenido siete pendrives con más de 10.000 fotografías y una decena de vídeos que él mismo había realizado. Con el análisis de este material se ha identificado a otros siete pedófilos en otros países: tres en Alemania, dos en Canadá, uno en Holanda y otro en Estados Unidos.

La investigación se inició después de que los agentes de la Policía Nacional que se dedican a rastrear permanentemente la red para detectar pornografía infantil, localizasen varias galerías fotográficas en las que se veía a niñas en ropa interior en diferentes poses sexuales. Uno de estos reportajes contenía 83 fotografías, algunas de detalle, de una niña de unos 12 años vestida únicamente con lencería femenina y adoptando poses eróticas. Observando algunas imágenes determinaron que se podían haber hecho en un taller mecánico; otros detalles apuntaban a que ese taller podía ubicarse en algún lugar de Palma de Mallorca. Tras visionar 1.600 imágenes publicadas, la policía localizó un perfil sospechoso en una red social, en la que aparecían 36 fotos de la menor en diferentes situaciones y escenarios.

A través de ese perfil se localizó al supuesto agresor, un alemán amigo de la familia de la víctima, a quien consideraban incluso un benefactor porque les daba dinero por supuestos trabajos publicitarios. Tras la detención y el registro de su casa y del taller que servía de escenario para algunas de las fotografías se encontró más material que permitió a la policía identificar a otra víctima: un niño de tres años, vecino de las otras dos menores. El pederasta llevaba año y medio realizando esos reportajes fotográficos con los menores prácticamente todas las semanas.

El detenido almacenaba el material en un espacio virtual donde había creado un grupo para vender e intercambiar la pornografía infantil que producía. La investigación de ese grupo ha permitido a la policía identificar a otros siete pedófilos, que aún no han sido detenidos.