Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarra podrá dar asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación irregular

El Constitucional levanta la suspensión sobre la ley navarra de sanidad que recurrió el Gobierno

Reconoce "el derecho a la salud y a la integridad física, así como la conveniencia de evitar riesgos para la salud del conjunto de la sociedad"

El Tribunal Constitucional (TC) ha levantado parcialmente la suspensión sobre la Ley Navarra de asistencia Sanitaria Gratuita, que reconoce a los residentes en la comunidad foral, incluidos extranjeros y residentes irregulares, el derecho a la asistencia sanitaria gratuita pública. Sostiene que "el derecho a la salud y el derecho a la integridad física de las personas afectadas por las medidas impugnadas, así como la conveniencia de evitar riesgos para la salud del conjunto de la sociedad, poseen una importancia singular en el marco constitucional, que no puede verse desvirtuada por la mera consideración de un eventual ahorro económico que no ha podido ser concretado". 

La resolución mantiene la suspensión únicamente en cuanto a las prestaciones farmacéuticas, pero permite que se ponga en práctica el resto de las prestaciones de asistencia gratuita por la sanidad pública navarra a cualquiera que demuestre ser residente en la comunidad foral. Los magistrados avalaron la atención sanitaria universal en otra sentencia de diciembre de 2012, levantando la suspensión de un decreto del Gobierno vasco que se rebelaba contra estos recortes.

El alto tribunal considera que el abogado del Estado no ha demostrado suficientemente que "el impacto económico" de la prestación de asistencia gratuita por la sanidad pública navarra a un colectivo que incluye a extranjeros o inmigrantes irregulares "comporte una desviación presupuestaria que pudiera considerarse como un perjuicio económico". Los magistrados rechazan también que, como alegaba la Abogacía del Estado, el derecho a la salud quede igualmente garantizado en virtud de las "diferentes medidas desarrolladas por los poderes públicos". Según afirma el auto del Constitucional, no queda acreditado que "dicha asistencia sanitaria se preste en los mismos términos que la otorgada" por la ley foral impugnada.

El Gobierno recurrió la norma ante el Constitucional en noviembre de 2013 porque consideraba invadidas sus competencias y solicitó al alto tribunal la suspensión de la norma de modo cautelar hasta que se resolviera el fondo del asunto. Una suspensión que el tribunal adoptó de manera temporal por un plazo que se ha cumplido ahora.

El Gobierno Foral ha expresado su satisfacción por la decisión de Constitucional mediante un comunicado, que informa de que en el tiempo en que estuvo en vigor la ley, se reconoció el derecho a asistencia sanitaria gratuita a 1.160 personas en Navarra. Y en los cuatro meses en los que ha estado suspendida la ley, agrega, se ha recibido otras doscientas peticiones, que serán tramitadas en breve.

El Departamento de Salud indica que, mientras se resolvía el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de España, "se dieron instrucciones" al Servicio Navarro de Salud "para que no se entregaran las facturas de asistencia a los inmigrantes en situación irregular", que ahora "se van a anular".

Los socialistas navarros consideran que la decisión supone "un fracaso de la estrategia que el Gobierno de Rajoy está llevando en contra de las iniciativas legislativas aprobadas por la Cámara foral", que en muchos casos pretenden "subsanar unos recortes de derechos básicos cercenados previamente por el Ejecutivo del PP".

La vocal de Movilización social y de Igualdad de la ONG Médicos del Mundo, Yolanda Rodríguez, ha calificado de "clasista y xenófoba" el decreto aprobado hace dos años por el Ejecutivo de Rajoy para garantizar la sostenibilidad de la sanidad pública, por el que se limita el acceso de los inmigrantes a la sanitaria gratuita alegando temas de ahorro económico. Al mismo tiempo, ha aplaudido la labor de la mayoría del Parlamento navarro que han conseguido la norma que existe actualmente en Navarra y que ahora ha avalado el Constitucional porque considera que es un tema "de justicia".