Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las instituciones religiosas pierden la mitad de residentes en 10 años

En 2001 eran 41.137 y en 2011 18.487 residentes,según los censos de población que ha dado a conocer hoy el INE

Dos monjes polaco en la cocina del monasterio de Yuste
Dos monjes polaco en la cocina del monasterio de Yuste

En el plazo de una década se ha reducido a la mitad el número de personas que residen en instituciones colectivas de carácter religioso en España: conventos, seminarios, monasterios, abadías y establecimientos análogos. En 2001 eran 41.137 y en 2011 18.487 residentes, según los Censos de Población y Viviendas elaborados por el  Instituto Nacional de Estadística (INE). Casi todos los que viven en estas instituciones son mujeres (82,4%) y de edad avanzada (39,9% tenían en 2011 entre 65 y 84 años). Incluso el 12,4 pasaba los 85.

El recorte de vocaciones religiosas -han bajado un 30% desde 1990, aunque no en movimientos nuevos y conservadores como los Neocatecumenales, el Opus Dei, los Legionarios de Cristo- es paralelo a la disminución de creyentes. En 1978, el 90% de la población se declaraba católica practicante; en 2004, solo el 28,4% de los bautizados reconocía cumplir habitualmente con los preceptos de su fe. Seis años más tarde en 2010 el 70,8% de los españoles seguían considerándose católicos, si bien más de la mitad aseguraba pisar una iglesia solo para asistir a bodas, bautizos, comuniones o entierros, según el Barómetro de noviembre de ese año del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En España existen 22.686 parroquias que atienden 18.633 sacerdotes. Los religiosos (casi el 20% monjas) suman 61.106. En los 79 seminarios hay una media de 15,5 alumnos, lo que supondrá a la larga una reducción aún menor de residentes en abadías y monasterios.  Como fallecen más religiosos de los que se incorporan, los que hay desarrollan cada vez más multitareas y requieren mayores ayudas externas.

Crece en una década un 90% el alojamiento en instituciones colectivas

 

Mientras la población religiosa se reduce a la mitad, sube fuertemente el número de residentes en viviendas colectivas en España. Hasta el punto de que ha crecido un 90%: 444.101 ciudadanos. Un  60,9% se aloja en las residencias de ancianos (270.286), en las cárceles un 14% (64.109) y en instituciones de atención a la discapacidad y asistencia social un 8,3%. 

En las residencias hay 2,18 mujeres por cada hombre. Y la relación se multiplica por siete en edades superiores a los 100 años. Tan sólo el 0,7% son extranjeros. Las provincias con mayor porcentaje de población en residencias son Soria (1,89%), seguida por Palencia, Zamora, Avila y Teruel, todas provincias en el interior del país. Por contra en Palmas, Murcia, Málaga, Sevilla y Santa Cruz de Tenerife la cifra  es muy baja.

Tan solo poco más de la mitad (54%) de los residentes está empadronado en la institución colectiva en la que vive, según el INE.