Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

“Los partes son una pérdida de tiempo”

La vicepresidenta de Semfyc ve con buenos ojos el nuevo sistema de incapacidad temporal

Ana Pastor, vicepresidenta de Semfyc
Ana Pastor, vicepresidenta de Semfyc

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), que representa a unos 20.000 profesionales de atención primaria en España, ha sido una de las organizaciones más críticas con el actual sistema de incapacidad temporal (IT). Su vicepresidenta, Ana Pastor, considera el real decreto “una mejora”.

Pregunta. La reforma de la gestión de las bajas era una demanda histórica. ¿Cómo valora que se vaya a cambiar el sistema?

Respuesta. Supone un gran avance, que necesita un último esfuerzo, sobre todo porque falta criterio clínico. Se ha pedido la colaboración de las sociedades de primaria y esperamos que se tenga en cuenta nuestra valoración.

P. ¿Cuánto tiempo destina un médico de familia a la burocracia, y en concreto a las bajas?

R. Un porcentaje no despreciable consiste en realizar tareas burocráticas. De todas, la que menos sentido clínico tiene y menos se relaciona con nuestro trabajo es la expedición de partes de confirmación de IT cada semana porque sí, no porque el paciente necesite ser visto. Esto supone una pérdida de tiempo para el paciente y para el médico. Los partes de confirmación son cada siete días y yo puedo necesitar ver a mi paciente cada dos días o cada dos meses.

P. ¿Qué ventajas tendrá para los pacientes?

R. No necesitarán hacer visitas a su médico carentes de sentido clínico, sino que irán cuando lo necesiten. En muchas IT hay que hacer tratamientos complicados, pedir ayuda a la familia y los amigos para la compra, cuidar a los hijos, y, además, pedirle a alguien que vaya todas las semanas a por un parte.

P. ¿Cómo se determinará la duración de las bajas?

R. Se van a estandarizar por patología y por tipo de trabajo. Además, serán orientativos, una ayuda para establecer una cadencia para la dispensación de los partes de confirmación.

P. ¿Cree que la división en cuatro grupos que propone el ministerio es adecuada?

R. Pensamos que se puede simplificar y establecer tres grupos: inferior a siete días sin revisión; entre 7 y 28 días, con revisión entre los días 7 y 14; y superiores a 28 días con revisión entre los días 14 y 28, partes cada 28 días.

P. En el caso de pacientes hospitalizados, ¿seguirá firmándoles la baja el médico de familia como hasta ahora?

R. El proyecto de decreto especifica claramente que la baja debe hacerla el médico que reconoce al paciente. Pensamos que hay que ser aún más explícito, e insistir en ello, ya que la normativa anterior decía esto mismo y con mucha frecuencia acababa en la consulta del médico de familia.