Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un médico falso e inhabilitado que ejercía en la red pública valenciana

Era facultativo residente en el hospital de Dénia tras haber plagiado el título

Ya ha sido puesto en libertad, aunque se le ha retirado el pasaporte

La consejería de Sanidad lo suspendió en 2011 por grabar con cámaras ocultas a compañeras

Carecía de la licenciatura de Medicina y había sido inhabilitado en 2011 por la Consejería de Sanidad pero llevaba desde 2008 atendiendo a pacientes en el Servicio Valenciano de Salud y seguía haciéndolo. La policía anunció ayer la detención en Murcia de V. Y., de 42 años y nacionalidad española, acusado de usar certificados académicos falsos para incorporarse a los colegios de profesionales de Valencia y Alicante y, así, practicar la medicina. El viernes fue puesto a disposición del juez, que, tras quitarle el pasaporte, le ha concedido la libertad provisional. Está acusado de intrusismo, estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales.

El detenido se encontraba en el segundo año de formación en la especialidad de medicina de familia. Trabajaba como MIR en el ambulatorio de Calpe (Alicante) y hacía guardias cerca, en el servicio de urgencias del Hospital de Dénia —público de gestión privada—, según fuentes próximas al centro. “Nos hemos quedado sorprendidos con la noticia, era buen compañero”, relató ayer a este diario una enfermera con quien coincidió.

La investigación del caso se inició cuando el acusado envió certificados académicos de la Universidad de Granada a la Universidad de Murcia para que los validara. Al resultar sospechosos, la policía judicial de Murcia recabó información del solicitante y comprobó que ni había cursado estudios en Granada ni contaba con el título de Medicina. Tras constatar que, a pesar de ello, trabajaba como médico, fue puesto a disposición del juez.

Está acusado de delitos de intrusismo, estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales

Esta misma persona protagonizó en 2011 un escándalo en el Hospital General de Castellón por ocultar cámaras en los baños de la Escuela de Enfermería y en los vestuarios de urgencias. La Consejería de Sanidad valenciana no quiso ayer entrar en detalles sobre sus antecedentes, más allá de indicar que está inhabilitado para ejercer como médico desde entonces.

Al margen de las dudas sobre su titulación, ¿cómo pudo un médico inhabilitado por la sanidad pública valenciana volver a ejercer como residente en un centro de su responsabilidad? La consejería responde que estrictamente no ha vuelto a trabajar para la Consejería de Sanidad desde que fue suspendido en febrero de 2011. “Actualmente estaba realizando su formación MIR en el departamento de Salud de Dénia tras obtener plaza en el examen convocado por el Ministerio de Educación”.

Como no hay inhabilitación judicial, sino administrativa contra el facultativo, añaden, ha podido acceder al destino que consiguió en el examen. “No tenemos competencia en ello”, añaden desde la consejería, al tratarse de un programa de formación del ministerio. Eso sí, “de acabar el MIR, no hubiera podido acceder a una plaza en la sanidad valenciana”.

Más información