La mitad de menores desaparecidos en España se ha fugado de casa

La policía recuerda que no hay que esperar 24 horas para denunciarlo como se cree España está por encima de la media europea en secuestros parentales

Spot publicitario de la fundación ANAR sobre niños desaparecidos

La mitad de las desapariciones de menores de edad en España son adolescentes que se han fugado de su domicilio, según el informe anual de la Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), que gestiona, junto con la policía, el teléfono único de la Unión Europea para los casos de menores desaparecidos (116000) en España.

Según el documento, el 67% de los menores desaparecidos en Europa corresponden a fugas del domicilio familiar. El segundo motivo son los secuestros de un niño por parte de uno de sus padres. En España esta causa representa el 32% de los casos, un porcentaje superior al de la media europea (26%). Peor aun, en 2011 se duplicó el número de menores secuestrados (70) por uno de sus progenitores respecto a 2010, según explicó este viernes Ignacio Ulloa, secretario de Estado de Seguridad de ministerio del Interior.

Miembros de las fuerzas de seguridad han recordado durante la presentación del informe que no es necesario esperar 24 o 48 horas —como alguna gente cree— para denunciar la desaparición de un menor. Se debe informar a la Policía “inmediatamente”, han subrayado, porque las primeras horas en estos casos son cruciales. El 67% de las 14.000 denuncias registradas al año por este motivo, se refieren a menores de 18 años. En España hay activas 1.156 investigaciones para encontrar a niños desaparecidos.

“Preferimos que aumente la cantidad de denuncias, a que las familias esperen y luego sea demasiado tarde”, ha dicho el psicólogo y capitán de la Guardia Civil Carlos Igual Garrido en la Ia Jornada sobre niños y adolescentes desaparecidos, organizada por la Fundación ANAR. “Quién mejor que los padres para saber los horarios y comportamiento de sus hijos”, ha señalado.

El inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Anseán Fernández, ha dicho que solo un 6,7% de las desapariciones de menores son catalogadas de alto riesgo por su vinculación a actos delictivos. “La mayoría de las desapariciones son menores que se fugan de casa, muchas veces porque son víctimas de malos tratos o abusos sexuales. En pocos casos, aunque muy graves, hay detrás una red de trata de seres humanos o de pedofilia”, ha añadido Igual.

El abuelo de Marta del Castillo, quien ha participado en la jornada de ANAR con su testimonio, ha recordado que la demora en iniciar la búsqueda afectó “mucho” a la investigación de la desaparición de su nieta, que de haberse empezado antes "le habría quitado mucho trabajo a las autoridades y se hubiera podido encontrar el cuerpo”, ha dicho.

116000, dos años ayudando a menores

El teléfono 116000 —gratuito y con servicio 24 horas— también está disponible en otros 12 países de la UE. En 2011, se atendieron 89.886 llamadas, que derivaron en 4.400 casos, de acuerdo con datos de Missing Children Europe. De estos casos, 1.493 se produjeron en Bélgica, que fue el primer país en poner en marcha el 116000, y 192 en España.

De las 5.777 llamadas atendidas por el 116000 desde su puesta en marcha hace dos años, 340 han sido por desapariciones de menores, de las que 170 han sido por fugas y unas 100 por secuestro de uno de los padres. Sin embargo, para la fundación ANAR la desaparición incluye tanto la fuga de casa, el secuestro parental o criminal, la pérdida y accidentes así como los extranjeros no acompañados.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50