Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria destina 2,6 millones para informar del apagón de la TDT

AMETIC acusa al Gobierno de cambiar "las reglas del juego"

El Ministerio de Industria destinará 2,6 millones de euros para informar a los usuarios del nuevo apagón televisivo, que deberá estar completado el enero de 2014. Ese proceso provocará la resintonización de las frecuencias en 1,2 millones de edificios. El objetivo de esta campaña es poner en marcha un plan de comunicación "para dar a conocer el dividendo digital que asegure el máximo conocimiento entre la población del potencial tecnológico que brinda la nueva tecnología 4G", según Industria.

Pero el sector de la industria de las telecomunicaciones cuestiona las circunstancias en las que se va a llevar el nuevo apagón. La  Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (Ametic) ha advertido de que supondrá la migración de parte de los canales a otras frecuencias para dejar espacio a la telefonía de última generación, "perjudica seriamente" a la oferta televisiva e implica un cambio en las "reglas del juego".

La entidad ha olicitado al Gobierno que el Plan Técnico relativo al nuevo Plan de Impulso a la Televisión Digital Terrestre y de la Innovación Tecnológica, que está en fase de elaboración, se "ajuste en lo posible" al Plan Marco elaborado por el Ejecutivo anterior, informa Europa Press.

El Gobierno ya ha anunciado que el nuevo plan implicará el cierre de al menos un múltiple para las televisiones privadas. A través de un múltiple emiten ahora cuatro canales pero el objetivo del Gobierno es que en el mismo espacio radioeléctrico se distribuyan seis. También las televisiones públicas verán reducido su espacio.

Ametic señala que el cierre de estos múltiples supondrá "una limitación de los recursos disponibles para emitir televisión, que tendrá repercusiones en el número total de canales disponibles, en la calidad de las emisiones, y en la posible evolución futura de la televisión".

Además, la asociación recuerda que en el nuevo plan el coste de las intervenciones necesarias en las antenas de los edificios irá a cargo de los usuarios y no del Gobierno como en el plan anterior. Según estimaciones del propio Gobierno, este proceso costará unos 20 euros por vivienda, y "ello para obtener un servicio más limitado que antes, en contenidos, en calidad, y en posibilidades de evolución futura", según apunta Ametic.

Industria ha anunciado que solo invertirá 10 millones de euros en este proceso. El Ejecutivo de Zapatero había cuantificado en 800 millones el coste del apagón de la TDT. Este dinero estaba previsto que saliera de la recaudación por las subastas del espectro entre las operadoras de telefonía móvil. Pero el PP ha cambiado de planes. Deberán ser los usuarios y las televisiones las que corran con los gastos. 

"Se ha vulnerado el principio de seguridad jurídica ya que se trata de una industria que requiere inversiones continuas para satisfacer la demanda de los usuarios y la evolución tecnológica de los servicios", dice Ametic. Además, señala que "cualquier cambio de las reglas del juego realizado sobre la marcha, supone automáticamente un estancamiento de las inversiones previstas, y por lo tanto, la pérdida de puestos de trabajo. Los fabricantes de equipos de radiodifusión, los fabricantes de equipos de recepción de televisión, los operadores de la red de televisión, y los instaladores de equipos de comunicaciones contaban con la ejecución del anterior Plan Marco de Actuaciones para la Liberación del Dividendo Digital por lo que consideran que han salido perjudicados con el cambio", ha señalado Ametic.

Más información