Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid, la ciudad más sostenible de España

Un estudio destaca el esfuerzo realizado por las grandes urbes para mejorar sus infraestructuras

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, recibe el premio de manos de la presidenta de Siemens en España, Rosa García.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, recibe el premio de manos de la presidenta de Siemens en España, Rosa García.

Madrid es la ciudad más sostenible de España, según el estudio 25 ciudades españolas sostenibles, elaborado por Análisis e Investigación, con el patrocinio de Siemens, y verificado por la consultora KPMG, que se ha presentado hoy en Madrid. El informe, que analizado los principales parámetros medioambientales que forman parte de la gestión urbana, concluye que la cuestión de la sostenibilidad tiene un peso cada vez más importante dentro de las agendas municipales.

Madrid se sitúa en primer lugar en esta clasificación al colocarse siempre en los primeros puestos en las categorías de emisiones de CO2, energía, movilidad y gestión de residuos. El informe destaca el esfuerzo realizado por la capital española en los últimos años para mejorar la red de transporte colectivo, una de las mejores de Europa. De hecho, el 74% de los ciudadanos de Madrid utiliza un medio de transporte diferente al coche para ir al trabajo. Por otro lado, también se han tenido en cuenta las medidas para aumentar las zonas verdes, que se han incrementado más de un 30% en los últimos nueve años.

Pese a estos esfuerzos, Madrid no ha conseguido mantener sus niveles de contaminación por debajo de los límites establecidos por la Unión Europea, que han obligado al Ayuntamiento a pedir prórrogas a la Comisión Europea para ganar cinco años —el cumplimiento es obligatorio desde 2010— y evitar una posible sanción.

El estudio refuerza la idea de que la sostenibilidad de las infraestructuras urbanas está directamente ligada con el tamaño, ya que existen importantes economías de escala, por lo que su eficiencia aumenta cuanto mayor es la ciudad o, al menos, el número de personas que las utilizan. En este sentido, cabe destacar la importancia que desde las Administraciones locales se da a los sistemas de transporte colectivo, las plantas de tratamientos de residuos o la tecnología para gestionar el agua.

A pesar de la crisis que vive la economía española, prácticamente todas las ciudades analizadas se encuentran desarrollando proyectos para la mejora de sus infraestructuras urbanas. Un aspecto común a todas ellas es que han apostado por soluciones respetuosas con el medio ambiente, ya que los ahorros generados suelen ayudar a financiar buena parte de estas iniciativas en un periodo de tiempo razonable. Para Rosa García, presidenta de Siemens en España, “solo las ciudades que sean capaces de anticiparse a las necesidades futuras de sus habitantes ocuparán los primeros puestos en los rankings de las mejores ciudades para vivir y tendrán un papel vital en el desarrollo económico del país. Esto supondrá también una mayor calidad de vida y oportunidades de desarrollo para sus ciudadanos".