Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal prescinde de 3.900 profesores interinos y cierra 61 escuelas rurales

La Junta contratará un 66% menos de profesores sin plaza fija respecto al curso pasado

En total, habrá 30.000 docentes frente a los 34.000 de 2011-12

Dolores de Cospedal en un acto del PP
Dolores de Cospedal en un acto del PP EFE

El curso escolar arrancará en Castilla-La Mancha con 3.900 profesores interinos menos que el año pasado, lo que representa una reducción de dos tercios de las plazas que salieron a concurso hace un año. Además, el Gobierno que dirige Dolores de Cospedal anunció ayer, por boca de su consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, que cerrará 61 escuelas rurales.

El importante recorte de la oferta de interinos afectará tanto a los ciclos de infantil como de primaria y secundaria. La poda de puestos de trabajo tendrá un notable impacto en el número de docentes de la red educativa de Castilla-La Mancha. Frente a los 34.020 profesores que comenzaron el curso el año pasado, según cifras oficiales de la Junta de Castilla-La Mancha, este año serán unos 30.000.

Estas cifras son solo una parte de la fuerte disminución de la oferta de plazas que están sufriendo los trabajadores públicos sin puesto fijo en esta comunidad. Según fuentes sindicales, unos 15.000 empleados públicos de todos los sectores, aunque principalmente de educación y sanidad, han perdido su empleo a lo largo del último año.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes hizo público ayer a través de su página web los datos de la adjudicación de plazas correspondiente a los profesores interinos en educación infantil y primaria. Serán 1.274 docentes, un 66% menos de los puestos que se adjudicaron el año pasado.

La semana pasada, la Junta ofreció de forma oficial los datos correspondientes a educación secundaria. El Gobierno que preside Dolores de Cospedal anunció que tenía previsto contratar 931 profesores interinos de enseñanzas medias, unos 1.700 menos que el año pasado. En total, entre infantil, primaria y secundaria, la Junta de Castilla-La Mancha prescindirá de 3.900 interinos.

El lunes pasado, el consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Marcial Martín, reconoció en la rueda de prensa de presentación del inicio del curso escolar que los 30.000 docentes de la red educativa de la Junta serán “menos” que los del año pasado, aunque serán los “necesarios”.

Fuentes del Gobierno de Dolores de Cospedal trasladaron ayer a este diario que los interinos “no se despiden, ya que no son funcionarios públicos, se contratan en función de las necesidades del servicio, por lo que las cifras son provisionales”. “Sabemos que los ajustes están siendo difíciles, pero con ellos estamos garantizando la sostenibilidad del sistema educativo”, añaden desde el Gobierno autonómico. “Con esta medida se garantiza el pago de la nómina a la totalidad de funcionarios de Educación de la región”.