Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIOS

Serguéi Kapitsa, apasionado divulgador ruso

Durante 40 años estuvo al frente de un programa televisivo sobre ciencia

Serguéi Kapitsa, en 2010.
Serguéi Kapitsa, en 2010.

Serguéi Kapitsa, el más famoso divulgador científico ruso, icono de la televisión soviética, que con su programa Evidente pero increíble —que salió al aire por primera vez el 24 de febrero de 1973— forjó la vocación de cientos de jóvenes que después pasaron a engrosar las filas de los científicos de la desaparecida URSS, falleció en Moscú el pasado 14 de agosto a los 84 años de edad.

Kapitsa había nacido en Cambridge, Gran Bretaña, el 14 de febrero de 1928, donde trabajaba su padre, Piotr Kapitsa, premio Nobel de Física (1978), que había abandonado Rusia en 1921, inmediatamente después de la guerra civil. La familia decidió regresar a la Unión Soviética en 1935 y se instaló en Moscú, donde Serguéi se diplomó, en 1949, en el Instituto de Aviación.

De horizontes amplios, Kapitsa no se limitó a una esfera científica, sino que estudió la aerodinámica supersónica, el campo magnético de la Tierra, la física de partículas elementales, la electrodinámica aplicada; también se apasionó por la demografía. En 1961 obtuvo el grado de doctor de estado en ciencias físico-matemáticas. Trabajó en importantes institutos —en el Central de Aerohidrodinámica, en el de Geofísica y en el de Problemas de Física, adjunto a la Academia de Ciencias— y encabezó, durante 35 años, la cátedra de Física en el Físico- Técnico de Moscú.

Pero su gran vocación fue la de divulgador, y cuando le dijeron que o dejaba su programa en la televisión o no sería miembro de la Academia de Ciencias, Kapitsa ignoró el chantaje, pues consideraba, según sus propias palabras, que “la actividad de divulgación, que podía hacer en mi programa, era mucho más importante que los títulos”. Finalmente, no solo se convirtió en miembro de número de esa institución rusa, sino que llegó a ser presidente de la Sociedad Europea de Física, miembro de la Academia de Ciencias de Europa, del Club de Roma y del Consejo Presidencial para la Cultura y el Arte.

Serguéi Kapitsa fue director de la revista V Mire Nauki (En el Mundo de la Ciencia), edición rusa de Scientific American, desde 1983 hasta 1993 y desde 2002 hasta su muerte, y durante 40 años —todo un récord mundial en este tipo de programas— fue presentador (y autor) de Evidente pero increíble. Por última vez, se le vio en este programa televisivo antes de las vacaciones de verano, hace cosa de un mes.

Persona multifacética, escribió cuatro libros, fue autor de 14 inventos y de un descubrimiento.

Sus restos fueron velados en la Universidad Lomonósov de Moscú y sepultados en el famoso cementerio de Novodévichie.