Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 223.000 personas figuran en la Lista Robinson de exclusión publicitaria

El 80% de los inscritos se apuntaron para dejar de recibir propaganda por teléfono

Más de 223.000 españoles están inscritos en la Lista Robinson de exclusión publicitaria y ocho de cada diez están especialmente en contra de la propaganda por vía telefónica, según ha explicado hoy la asesora jurídica y responsable de este servicio a los consumidores, Sol Mestre.

Mestre ha señalado que de los 223.134 inscritos hasta agosto, 177.067 consumidores lo están para no recibir propaganda a través del teléfono, fijo o móvil, lo que significa que este canal de publicidad es el que más molesta a los ciudadanos, por encima de los mensajes telefónicos, los correos electrónicos o el correo postal.

Madrid y Barcelona son las ciudades que tienen más personas inscritas, mientras que Teruel, Ávila y Soria son las que cuentan con una menor presencia en la Lista, y por sexos, predominan un poco más las mujeres, que suponen un 53% de los inscritos.

A través de Internet, cualquier persona puede apuntarse en la Lista Robinson de forma gratuita y señalar el canal a través del cual no desea recibir publicidad de entidades con las que no mantiene o no ha mantenido ningún tipo de relación. Según Mestre, se pueden marcar todos los canales o solo los que más incordian. Los datos constatan que lo que peor tolera la gente son las llamadas telefónicas, por su mayor intromisión en la esfera privada.

En este sentido, ha puntualizado que se da el caso de que cuando las operadoras de telefonía ponen en marcha campañas de propaganda agresiva a través del teléfono, es cuando más crece el número de personas que se apuntan a la Lista, "porque a los ciudadanos les molestan mucho las llamadas a horas intempestivas y que interfieren en su vida para ofrecerles algo que no han solicitado".

Contra el correo postal se han dado de alta en la Lista hasta ahora 98.566 personas, contra los SMS 93.658 y 89.388 personas no quieren recibir correos electrónicos publicitarios.

Una obligación para las empresas

El director de Desarrollo Corporativo de la Lista Robinson, César Tello, ha informado de que, desde 2009, las entidades tienen la obligación de consultar la Lista Robinson, que está gestionada por la Asociación Española de la Economía Digital, antes de enviar comunicaciones comerciales. Las empresas tienen también la obligación de excluir a las personas que están inscritas en el listado, ya que su objetivo principal es garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas.

En el plazo máximo de tres meses, los usuarios apuntados dejan de recibir propaganda, pero si esto no sucede y la siguen recibiendo, pueden denunciarlo a la Agencia de Protección de Datos (APD), que es la que tutela el derecho a la privacidad de los ciudadanos. Tello ha añadido que cuando se constata que hay una vulneración del derecho a la protección de datos de una persona, la APD abre un expediente informador y si procede sancionador, con multas que pueden alcanzar hasta los 60.000 euros.