Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece a los 80 años Alfonso Nieto, exrector de la Universidad de Navarra

Doctor en Derecho y periodista natural de Oviedo, fue uno de los impulsores de la implantación de los estudios universitarios de Periodismo en España

Alfonso Nieto fue uno de los impulsores de la implantación de los estudios universitarios de Periodismo en España
Alfonso Nieto fue uno de los impulsores de la implantación de los estudios universitarios de Periodismo en España

"En época no lejana se calificó a la prensa de cuarto poder; actualmente el poder de comunicar es poder cero. En ocasiones, ese poder domina sobre los que dominan, decide sobre los que deciden, juzga a los que juzgan, crea modas y las destruye; de hecho, está en la raíz de otros poderes. Otras veces, el poder cero alcanza su máxima nobleza y es poder para servir a quienes no tienen poder, para procurar el bien común, para desvelar injusticias que, de otro modo, quedarían ocultas”. Así resumía el mercado de la comunicación en nuestro tiempo Alfonso Nieto Tamargo durante su investidura como doctor honoris causa de la Universidad Austral (Argentina) en el año 2003. El periodista y rector de la Universidad de Navarra entre 1979 y 1991 ha fallecido hoy a los 80 años en Pamplona, tras una extensa trayectoria profesional y una intensa labor de investigación.

Doctor en Derecho y periodista natural de Oviedo, Alfonso Nieto sufría una enfermedad desde el pasado mes de abril y ha muerto a primera hora de hoy jueves en la Clínica Universidad de Navarra, tras permanecer en activo prácticamente hasta el final. Fue el primer catedrático de Empresa Informativa e impulsó la implantación de los estudios universitarios de Periodismo en España. Su huella, según destaca Mónica Herrero, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, es “imborrable”. “El pésame de hoy”, añade, “es también un reconocimiento a quien ha hecho tanto para que los periodistas y su formación tuvieran un reconocimiento y contexto universitario”.

Herrero, que subraya además su faceta humana y personalidad activa, asegura que fue “un profeta en cierto sentido”, ya que se adelantó a su tiempo y supo adivinar el futuro del periodismo y cómo las nuevas tecnologías iban a cambiar el mundo de la comunicación y las relaciones entre las personas. A sus 80 años, recuerda, “disfrutaba como nadie de las nuevas tecnologías, estaba siempre abierto a las innovaciones y utilizó su iPhone hasta los últimos días de su vida”.

Se licenció en Derecho en 1954 y obtuvo el Premio Especial de Licenciatura “Francisco Beceña”. Fue además Doctor en Derecho por la Universidad de Oviedo (1957) y en 1974 se incorporó como profesor de Empresa Informativa a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Dos años después obtuvo la Cátedra, convirtiéndose en el primer catedrático en esta área de España.

Fue director del Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra entre 1969 y 1972 y primer decano de su Facultad de Ciencias de la Información entre 1972 y 1974, cuando fue nombrado vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Tras ocupar el cargo de vicerrector de la Universidad de Navarra durante dos años (1977 a 1979), fue rector del centro académico hasta 1991, unos “años difíciles” para la Universidad de Navarra, según Herrero, que desarrolló además con una faceta “revolucionaria”. “En los años de la dictadura Franquista, Nieto se atrevió a invitar aquí a finales de los 60 al director de Le Monde, algo que no estaba precisamente bien visto por el Régimen, pero él siempre pensó que de todos podía aprender y que en el diálogo es donde se avanza en el conocimiento”.

Numerosas publicaciones 

En 1990 ocupó la dirección del departamento de Empresa Informativa del campus de Pamplona y continuó desarrollando su carrera como profesor e investigador para recibir en 2002 recibió la Medalla de Oro de la Universidad de Navarra. En su trayectoria destaca especialmente su intensa labor de investigación, prueba de ello son los numerosos artículos y libros publicados: El concepto de Empresa Periodística (1967), primer libro de la disciplina en España; La Empresa Periodística en España (1973); La Prensa Gratuita (1984), Cartas a un empresario de la Información (1987), Concentración Informativa en España: Prensa diaria (1989) y Empresa Informativa (1993).

Fruto de todo este trabajo, Nieto fue invitado por numerosas universidades e instituciones internacionales. Recibió el doctorado honoris causa por la Universidad Austral de Buenos Aires en 2002 y por la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, de Roma en 2007. En 2009 fue premiado por la Asociación Europea de Educación en Empresa Informativa y ese mismo año el Gobierno de Navarra le concedió la condecoración Cruz de Carlos III el Noble de Navarra.

Tras cuatro décadas de dedicación a la Universidad de Navarra en las que fue profesor de más de 30 generaciones de periodistas, Nieto se jubiló de la docencia en 2002. Sin embargo, continuó con su labor de investigación en el centro académico, ya que, según Herrero, los jóvenes para él “siempre han sido esperanza” y “siempre tenía tiempo para todos”. 

Perteneciente al Opus Dei desde los 19 años, la Universidad de Navarra ha recordado hoy en un comunicado que en la clave de sus logros profesionales está “su particular forma de entender la vida, de volcarse en el trabajo de la inteligencia, y de darse a los demás en cada una de las pequeñas o grandes aventuras cotidianas”. Y todo ello con “delicadeza, ambición, generosidad intelectual, alegría, buen humor y cuidando el trato hasta en los más mínimos detalles, con un estilo ciertamente irrepetible”.