Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un triunvirato de RTVE intentará rebajar el recorte de 200 millones

Algunos consejeros aseguran que solo si el recorte es de 80 millones se podría mantener el modelo

Vista de la torre de comunicaciones de RTVE.
Vista de la torre de comunicaciones de RTVE. EFE

El Consejo de Administración de RTVE va a intentar que el Gobierno deje en menos de 200 millones de euros el recorte anunciado en el presupuesto de la Corporación para este año. Una comisión constituida por tres miembros del organismo se encargará de negociar el volumen del ajuste. El triunvirato, elegido durante la reunión del consejo celebrada hoy, está formado por Manuel Esteve (propuesto por el PP), Josep Manuel Silva (CiU) y Miguel Ángel Sacaluga (PSOE).

Esta comisión aspira a reunirse con el Ejecutivo y con los distintos grupos parlamentarios para mitigar los términos del ajuste. El primer punto a aclarar es si el recorte afecta al “techo o al suelo presupuestario”. Es decir, si implica que el presupuesto inicialmente previsto (de 1.200 millones de euros) se queda en 1.000 millones o si solo se rebaja la subvención directa del Estado en 200 millones pero RTVE puede obtener ingresos por otros medios hasta alcanzar los 1.200 millones.

Tal y como está la ley de financiación, RTVE solo podría incrementar sus ingresos vendiendo algunos de sus contenidos. Los productos más cotizados son los derechos deportivos, pero también son muy caros y, dada la coyuntura actual, la televisión pública podría verse obligada a venderlos a la baja perdiendo dinero.

Lo que todos los consejeros tienen claro es que el recorte anunciado por el Gobierno implicaría un cambio de modelo que afectaría tanto a la función de servicio público que tiene encomendada RTVE como a su modelo de financiación. Algunos aseguran que solo si el recorte es de 80 millones en lugar de 200 se podría mantener el modelo.

Para ver las alternativas posibles, RTVE se propone hacer una "simulación flexible" sobre cómo quedaría la empresa y los elementos que habría que suprimir en un rango de recortes que va desde los 80 hasta los 200 millones. El máximo implicaría inevitablemente, según las mismas fuentes, desprenderse de contenidos. Los Juegos Olímpicos, la 'Champions' y los partidos de la selección absoluta de fútbol son sus mejores bazas.

Los consejeros quieren saber también cuál es la situación institucional del Consejo y, sobre todo, cuáles son sus competencias, toda vez que no hay un presidente ejecutivo desde la dimisión hace seis meses del entonces presidente, Alberto Oliart. Además, la mitad de los consejeros están en funciones, ya que su mandato ha expirado hace dos años.

Más información