Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Junta se reparten las tareas ante la hipotética demolición de El Algarrobico

Ambas Administraciones resaltan su disposición a actuar cuando tengan luz verde judicial

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) y la Junta de Andalucía han plasmado sobre papel los detalles en torno al proceso de demolición del hotel situado en la playa El Algarrobico, en Carboneras (Almería), una vez que se tenga luz verde judicial. Concretamente, en el protocolo suscrito ayer entre la ministra Rosa Aguilar y el presidente José Antonio Griñán, se recoge que el ministerio se encargará de la demolición y el Gobierno andaluz hará lo propio con las labores de "desescombro y correcta gestión de los residuos que la demolición genere".

El objetivo de ambas Administraciones, según el MARM, es "colaborar para lograr en el futuro la demolición del hotel y la restauración de la zona" y siempre que "se produzca un pronunciamiento judicial favorable y firme".

En este sentido, la maraña judicial que rodea a El Algarrobico se despeja, pero la demolición se torna aún muy lejana. Recientemente, el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería rechazó ejecutar de manera provisional una sentencia de ese mismo juzgado emitida en 2008 que cuestionaba la legalidad del hotel, al entender que las consecuencias ocasionarían "perjuicios ciertamente irreparables e irreversibles" para la promotora.

En la sentencia de 2008, el magistrado Jesús Rivera, propone una revisión de la licencia de obra y señala que la Junta de Andalucía había modificado los límites de protección del Parque Natural para dar cobertura legal a la construcción que se sitúa a menos de 100 metros de la costa y que se encuentra al 90% de su ejecución. El auto fue recurrido por la promotora, Azata del Sol, y se está a la espera del pronunciamiento por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra el que cabe apelación al Tribunal Supremo.