Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El planeta enano Eris tiene el mismo tamaño que Plutón

Los astrónomos han aprovechado una rara oportunidad para medir este cuerpo al cruzarse por delante de una estrella lejana

El tamaño de Eris era incierto hasta ahora, pero fue tan significativo como para sacar a Plutón de la lista oficial de planetas de pleno derecho del Sistema Solar e incluirlo en la de planetas enanos. Se había estimado un tamaño de Eris (descubierto en 2005) superior al de Plutón (hasta un 25% mayor) y la perspectiva de descubrir muchos más cuerpos similares fue uno de los argumentos que tuvo en cuenta la Unión Astronómica Internacional (UAI) para realizar aquella nueva recalificación de planetas en 2006. Pero unos científicos han aprovechado una oportunidad poco corriente en el cielo para medir con precisión el tamaño de Eris y concluyen ahora que es aproximadamente igual al Plutón, con radios de 1.163 y entre 1.150 y 1.200 kilómetros, respectivamente. Las observaciones se realizaron cuando, el 6 de noviembre de 2010, Eris se cruzó -en la línea de visión desde la Tierra- por delante de una estrella lejana ocultándola, lo que permitió a los astrónomos hacer las mediciones e incluso determinar que tiene una forma casi esférica; además, sugieren que el alto brillo de la superficie se debe a que ha colapsado su atmósfera congelada en ese entorno helado.

Ese planeta enano orbita alrededor del Sol alejándose tres veces más que Plutón, hasta 95,7 unidades astronómicas (UA, la distancia de la tierra al Sol). Los autores de la investigación sugieren en la revista Nature que la atmósfera ahora helada de Eris podría sublimarse cuando el planeta enano se acerque al Sol -hasta 37,8 UA- en su órbita, que tarda 557 años en recorrer completa. Bruno Sicardy y sus colegas concluyen que Eris y Plutón son prácticamente gemelos, aunque el primero sea más brillante.

La ocultación de una estrella por un cuerpo pequeño como Eris al cruzarse por delante de un astro es la mejor ocasión para que los científicos puedan medir con precisión la forma y el tamaño de un cuerpo distante del Sistema Solar, explican los expertos del Observatorio Europeo Austral (ESO), cuyos telescopios en Chile se han utilizado en esta investigación. Eris no protagonizará otra ocultación así hasta 2013. Las observaciones durante el fenómeno el año pasado fueron preparadas minuciosamente por astrónomos de varios países, incluida España, que intentaron captar el planeta enano desde 26 lugares en todo el mundo, incluidos varios telescopios de astrónomos aficionados. Finalmente sólo se pudo ver la ocultación directamente en dos lugares, ambos en Chile, explica el ESO.

La superficie de Eris es extremadamente brillante (refleja el 96% de la luz que incide en ella), incluso superior que la nieve recién caída en la Tierra. Los científicos creen que está compuesta de hielo rico en nitrógeno con metano congelado y forma una capa muy delgada (menos de un milímetro de grosor). La temperatura allí es de 238 grados centígrados bajo cero, e incluso inferior en la cara nocturna.

En esta investigación han participado científicos españoles del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) y en el Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, INTA).

Más información

  • Los astrónomos han aprovechado una rara oportunidad para medir este cuerpo al cruzarse por delante de una estrella lejana