"Rajoy y Rubalcaba son los mejores parlamentarios para un debate electoral"

Manuel Campo, presidente de la Academia de Televisión, apuesta por el cara a cara porque "ayudaría" a reducir la distancia entre políticos y ciudadanos

Manuel Campo Vidal acumula experiencia en moderar debates electorales en televisión. En 1994 estrenó estos cara a cara con Felipe González y José María Aznar y, 15 años después, participó en el organizado entre Mariano Rajoy y el actual presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que siguieron más de 12 millones de espectadores. El presidente de la Academia de Televisión, en relación al posible duelo dialéctico entre los dos principales candidatos a la Presidencia en las elecciones del 20-N, apuesta por que se consolide la tradición de celebrar estos debates porque, a su juicio, "ayudaría a reducir la distancia que existe entre políticos y ciudadanía". En esta línea, durante una pausa en el curso que imparte sobre comunicación y liderazgo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, adelantó ayer que el organismo que dirige ya ha puesto en conocimiento del PP y del PSOE su interés por organizar la cita entre Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Más información
Un cara a cara en tres grandes bloques

¿Le gustaría también moderar este encuentro, en caso de celebrarse?

No podemos hablar de esta cuestión porque es prematuro. Y ese no es el problema. Antes, los partidos tienen que decidir si lo hacen, cuándo lo hacen y cómo se organiza. Todo lo demás es secundario. Además, hay muchísimas personas en España en disposición de hacerlo. Esto no es una apuesta personal, es de la Academia para que se consolide esta tradición.

¿Han empezado ya las negociaciones entre las televisiones y los partidos políticos?

Negociaciones no, pero hay varias televisiones que han expresado su deseo de contar con este debate: Telecinco, Antena 3, algunas autonómicas y la televisión de Castilla y León. También el equipo de campaña de Rubalcaba ha enviado ya una carta a las cadenas en la que muestra su disponibilidad para participar.

¿Y Televisión Española?

TVE puede emitir perfectamente el cara a cara u organizarlo, si al mismo tiempo organiza otro debate en el que estén representadas todas las fuerzas políticas, oferta que ya ha anunciado [la cadena pública]. Y si hay muchas televisiones interesadas, decidirán los partidos. Me parece razonable que las [televisiones] públicas no queden marginadas, no tendría ningún sentido.

Como director y profesor del Instituto de Comunicación Empresarial, ¿cuál de los dos candidatos considera que está mejor preparado?

Rajoy es un personaje muy atractivo porque, además de un gran conocimiento jurídico, es una persona muy ocurrente, tiene chispas interesantes. Y Rubalcaba es un comunicador muy especializado en dar titulares de 10 segundos; igual que corría los 100 metros lisos en 10 segundos y un poquito más (sonríe). [...] Los dos son los mejores parlamentarios del Congreso de los Diputados; con conocimiento de un país, de la política, con veteranía y con una capacidad de comunicación espectacular para participar en un debate electoral. Ambos han tenido una trayectoria muy similar: los dos fueron ministro de Educación, portavoz del Gobierno, vicepresidente político y ministro del Interior.

¿Qué supone la celebración de este debate?

Puede ser el mejor debate de los que hemos tenido en España, sin desmerecer a los otros participantes. Por tres razones: el momento de crisis económica [...], por los excelentes candidatos y por la experiencia que hay en España a la hora de organizar debates, no solo de las generales sino también de las europeas [Fernando Morán (PSOE)-Abel Matutes (PP), en 1994] y autonómicas. Hay que contar también con la experiencia profesional adquirida por los asesores en los partidos.

¿Cómo eran como comunicadores los políticos anteriores a los actuales candidatos?

Son todos personajes completamente distintos. Los mejores comunicadores políticos han sido Felipe González, Adolfo Suárez y Jordi Pujol, quienes, además, tenían un entorno muy bueno: Alfonso Guerra, Jordi Solé Tura y Miquel Roca, respectivamente. Estamos hablando de personajes muy extraordinarios. [José María] Aznar tenía menos dotes iniciales para la comunicación, pero terminó siendo una persona que colocaba perfectamente los titulares. Quizás Suárez, que era arrollador, un tipo que te cautivaba; y Felipe González, con una capacidad pedagógica realmente espectacular, son comparables a algunos de los grandes europeos.

¿Cree que ha habido un problema de comunicación por parte del Gobierno que ha venido bien al PP para ganar puntos en las valoraciones de las encuestas?

No creo que en esta legislatura haya habido solo un problema de comunicación, que lo ha habido. Lo que ha habido es una crisis económica espectacular en la que se ha concatenado una crisis financiera interna y una crisis de modelo productivo en España. Además, el Gobierno probablemente no haya sabido explicar bien sus medidas. Y todo el mundo sabe que no solo eso sino que en muchos casos las ha rectificado. Y tampoco ha explicado suficientemente la rectificación.

El comunicador expresó que la Academia lamenta que el Gobierno "no haya cumplido con su compromiso" de constituir el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA). "Está aprobado en las Cortes desde el 30 de marzo de 2010", dijo. Y aprovechó para anunciar que seguirán reclamando "esta auténtica autoridad audiovisual" en la próxima legislatura. "Está en consonancia con el manifiesto sobre la ética en televisión. Queremos una televisión responsable, innovadora, divertida, transgresora desde el punto de vista cultural, pero respetuosa con las personas, los territorios y, de forma especial, con la infancia.

Si apuesta por la protección de la infancia, ¿qué debería hacerse con los programas del corazón que emiten en horario de tarde?

Es legítimo hacer la televisión que cada uno quiera crear, pero hay unas reglas que están ahí para respetarlas. Solo pido que se respeten las franjas horarias, aunque también es responsabilidad de los padres [...]. Hay una llamada general en España a que se realicen las cosas de otra manera. Debe aplicarse en todos los ámbitos de la vida, y la televisión no es una excepción. Es importante defender lo público y la eficacia de lo público y lo mismo con lo privado. Y va a haber cambios. Para eso queremos un consejo estatal, para que esté vigilante.

Manuel Campo Vidal
Manuel Campo VidalUIMP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS