Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prohíben la carne vacuna de una segunda provincia de Japón

Al menos seís reses de Miyagi presentan niveles de cesio radiactivo por encima del límite permitido de 500 becquereles por kilo

El Gobierno de Japón ha prohibido la distribución de carne vacuna de la provincia de Miyagi (noreste del país), nueve días después de haber vetado la de Fukushima por el temor a la contaminación radiactiva.

La decisión se tomó tras detectar que el género de al menos seis reses de Miyagi tenía niveles de cesio radiactivo por encima del límite de 500 becquereles por kilo establecido por las autoridades, según ha informado el ministro portavoz japonés, Yukio Edano.

La prohibición en Miyagi, donde cada año se distribuye carne de cerca de 30.000 reses, es la primera que restringe alimentos de esa provincia, colindante con Fukushima. El veto no se levantará hasta que las autoriades locales estrechen los controles de seguridad sobre este producto e incluso es posible que el Ejecutivo lo amplie a la provincia de Iwate dentro de una semana.

El Gobierno nipón ha anunciado que comprará la carne contaminada de Fukushima que haya llegado al mercado y pasará la factura a Tokyo Electric Power

Las autoridades sanitarias creen que la contaminación de la carne en esta zona podría deberse a que los animales han sido alimentados con pienso cultivado al aire libre que recibió altas dosis de radiactividad al inicio de la crisis nuclear.

Los comerciantes temen las consecuencias que puedan tener estas medidas para su economía y por eso el Gobierno nipón ha anunciado que comprará la carne contaminada de Fukushima que haya llegado al mercado y pasará la factura a Tokyo Electric Power (TEPCO), la operadora de la central. El Ejecutivo también tiene previsto dar compensaciones de 50.000 yenes (unos 440 euros) a los ganaderos por cada una de las reses contaminadas a causa de la crisis mediante un programa de ayudas que tendrá un coste de entre 1.000 y 2.000 millones de yenes (8,9 y 17,9 millones de euros).