Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida por buscar en Facebook un asesino para su expareja

Una estadounidense de 20 años publicó una oferta para matar al padre de su hijo y un joven, que también ha sido detenido, se ofreció a hacerlo

"Pagaré a alguien un montón de dinero por matar al padre de mi bebé". Con este directo y contundente mensaje, Londres Eley, una mujer de 20 años de Filadelfia (Estados Unidos), anunciaba en Facebook que buscaba un asesino para su expareja. El mensaje tuvo respuesta y un joven de 18 años, Timothy Bynum, se ofreció a cometer el crimen por, según publica el Washington Post, una recompensa de 1.000 dólares.

Pero varios conocidos de la futura víctima le avisaron del peligro que corría y éste acudió a la policía, lo que permitió las detenciones de ambos. Eley llegó a proporcionar a Bynum la dirección y la descripción de su expareja. Los agentes que registraron la casa del joven encontraron una pistola calibre 22.

Eley está acusada de alentar para cometer asesinato y Bynum de intento de asesinato y conspiración. A ninguno de los dos se les ha puesto una fianza.

"Claramente, si él hubiera recibido el dinero, se habría producido el crimen", dijo el teniente de la Policía de Filadelfia, John Walker a la cadena local 6abc. Según cuenta la policía, el joven, que tenía varias fotos publicadas en Facebook empuñando armas de fuego, incluso había dejado a Eley mensajes públicos en los que exigía primero el dinero, antes de cometer el presunto asesinato.

No es la primera vez que alguien usa la red social para buscar públicamente un asesino a sueldo. El pasado mes de febrero, el diario Inquirer publicaba la historia de otro adolescente de Filadelfia que escribió en Facebook: "Pago 500 dólares por la cabeza de una chica, ¿quién los quiere? Avísenme pronto." El joven había violado a la chica y cuando esta le amenazó con denunciarlo se le ocurrió publicar el mensaje para asustarla. Finalmente, acabó confesando la violación y también se declaró culpable de haber incitado a cometer un asesinato, delito por el que podría enfrentarse a una pena de prisión de entre 11 y 22 años.