Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciencia e Innovación dice que Barbacid tiene 58 millones para financiar proyectos

El ministerio de Garmendia asegura que "es la Ley" quien impide la creación de una Agrupación de Intereses Económicos

El Ministerio de Ciencia e Innovación afirma que el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) dispone de activos depositados a medio y largo plazo por valor de 58,6 millones de euros "procedente de ayudas recibidas previamente y pendientes de ejecutar", y que su director, Mariano Barbacid, "puede disponer para financiar eventuales proyectos de investigación".

El departamento que dirige Cristina Garmendia responde así, en un comunicado, a las quejas lanzadas por Barbacid. El director del CNIO asegura haber tenido que frenar una investigación sobre cáncer de pulmón por no disponer de fondos públicos, porque el departamento que dirige Garmendia no le permite la entrada de financiación privada.

En su comunicado, el ministerio señala que "el programa de terapias experimentales del CNIO fue financiado tal y como lo demandó Mariano Barbacid, con 43,78 millones de euros, de los que aún le quedan 8,7 millones de euros por recibir". También indica que "posteriormente solicitó un segundo crédito por casi 24 millones de euros más", pero "las bases de la convocatoria impedían financiar un proyecto al que ya se le hubiera concedido previamente un crédito".

Ciencia e Innovación también asegura haber "preservado" en sus presupuestos la financiación pública del CNIO (23 millones de euros en 2011), "en un contexto como el actual de ajuste presupuestario", y afirma que "el CNIO dispone de activos depositados a medio y largo plazo por valor de 58,6 millones de euros, procedente de ayudas recibidas previamente y pendientes de ejecutar, del que su director puede disponer para financiar eventuales proyectos de investigación".

Respecto al "interés que defiende Mariano Barbacid de crear una Agrupación de Intereses Económicos (AIE) dentro del CNIO", el ministerio informa de que "es ilegal, según el criterio no sólo del informe jurídico que cita el comunicado del CNIO sino también de la Abogacía General del Estado".

"La Ley de Fundaciones no permite que las fundaciones públicas participen en este tipo de agrupaciones porque implican que la fundación responde personalmente ante posibles deudas y por lo tanto se pondría en peligro el patrimonio de la fundación. El ministerio, la Abogacía General del

Estado y el CNIO trabajan en la actualidad de manera conjunta en la búsqueda de un modelo de colaboración económica con empresas privadas dentro de la legalidad y libre de riesgos, entre los que se encuentran figuras como la Sociedad Anónima o la Sociedad Limitada", añade el texto, reiterando que "no es el ministerio quien impide la constitución de una AIE dentro del CNIO, sino la Ley".

Finalmente, el comunicado insiste en que "ningún proyecto científico de calidad y de interés prioritario para el país, como son los relacionados con la investigación del cáncer, corre peligro de verse frustrado por falta de financiación pública". El ministerio apunta que las declaraciones realizadas por Mariano Barbacid "son susceptibles de ser interpretadas más allá de los límites de la deontología profesional en la actividad investigadora", y considera "que revisten la suficiente gravedad como para ser examinadas por el Patronato que gobierna la Fundación CNIO en su próxima reunión".

Más información

  • El ministerio de Garmendia asegura que "es la Ley" quien impide la creación de una Agrupación de Intereses Económicos