Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecologistas denuncia una montería ilegal en una finca pública de Cádiz

Verdemar afirma que se celebraron dos jornadas de caza y que se alimentó a los ciervos para facilitar la batida

La organización Verdemar-Ecologistas en Acción ha denunciado por escrito en la Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz la celebración de dos monterías supuestamente irregulares en la finca de La Almoraima de Castellar de la Frontera (Cádiz), perteneciente al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Los ecologistas afirman que las jornadas de caza de las que tienen constancia se celebraron el 15 y el 29 del pasado mes de enero y que podrían haber supuesto una infracción por la utilización ilegal de los instrumentos legales de planificación cinegética y de conservación de recursos naturales previstos en el plan de caza.

El grupo conservacionista afirma que "se mataron entre 150 y 200 ciervos, la mayoría hembras y preñadas" durante esos días y que, entre las irregularidades, destaca que se "alimentó a los animales en el momento de la batida para facilitar su cacería".

Verdemar reclama en su denuncia que "se lleven a cabo las actuaciones necesarias para proceder a iniciar el procedimiento administrativo contra los responsables de la posible infracción".

José Fuentes, un portavoz de los ecologistas, ha indicado que la cacería en La Almoraima "responde a intereses estrictamente económicos" y han añadido que la carne de los animales se vende con posterioridad.

"Esto no es caza, es un sacrificio", ha denunciado Fuentes, quien ha matizado que sería necesaria una selección previa "en la que se excluya a las hembras preñadas y se dé preferencia para la caza a los animales sobrantes o 'defectuosos".