_
_
_
_
_

Una pregunta para el director

La Filmoteca Vasca inicia un ciclo de charlas y debates entre cinéfilos y realizadores - Zineguneak arranca con Borja Cobeaga

El espectador no quiere saber solo de que trata una película, también quiere conocer las tripas de su producción. Con esta idea, la filmoteca vasca arrancó ayer el programa de Zineguneak con la puesta en marcha de unos foros en los que los cinéfilos podrán departir con los directores vascos que tengan un filme en cartelera.

El "conejillo de indias" es el director Borja Cobeaga (San Sebastián, 1977) que inició ayer el ciclo para hablar de su recién estrenada No controles y ofrecer el pase de su último corto Un novio de mierda en La Alhóndiga de Bilbao, y que hoy repetirá en el Koldo Mitxelena de San Sebastián.

En una rueda de prensa celebrada en la capital donostiarra, el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández, junto a Cobeaga, destacó que Zineguneak es un proyecto "modesto" que busca "dar apoyo a la salida comercial de películas de cineastas vascos".

La Filmoteca busca vías para el cine vasco que tiene menos opciones
El director de 'No controles' dice que hacer reir a la gente es adictivo

El objetivo de la Filmoteca es que estos foros se lleven a cabo en las tres capitales vascas cada vez que una película de algún cineasta se encuentre en cartelera. Pero, ¿qué pasa con los filmes que tienen menos facilidades para llegar al circuito de la distribución? "Es uno de los grandes ejes en los que a medio plazo queremos trabajar", adelantó Fernández a la vez que hace un llamamiento a las productoras y distribuidoras para una mayor coordinación con las películas vascas que se estrenan, entre las que se encuentran en cartelera Mystical, Zigortzaileak y Balada de triste trompeta.

Cobeaga habló ayer de aciertos y errores. Y de su próxima película Fe de etarras, una comedia sobre un piso franco de la banda terrorista. El director aseguró que tras el anuncio de ETA de un alto el fuego "permanente" el lunes, surgieron "millones de ideas" para un filme con el que busca "oxigenar sin ofender a nadie".

El director y guionista, que desde sus inicios estuvo muy vinculado al programa Kimuak del Gobierno vasco en la realización de cortos, opinó que la Filmoteca Vasca, que lleva 32 años de metraje, debe ser "un lugar que esté en contacto con la gente" y por ello, que "esté en la calle, es fundamental". Más de uno querrá saber cómo se rodó No controles y cómo se logró que nevara en Loiu en pleno mes de junio.

Además, Cobeaga broméo con que la filmoteca perdurará en el tiempo porque "uno de cada diez vascos dirige películas mientras que uno de cada cien hace el amor".

El que fuera guionista de Vaya Semanita afirmó que No controles ha tenido muy buena acogida y que la gente sale más contenta de lo que entra. "No voy a dejar de hacer comedias, es muy adictivo ver reir a la gente con tus películas. Quizás sean algo más oscuras que claras, pero siempre comedia", señaló Cobeaga. También reconoció que está deseando enfrentarse a su próxima película y subsanar los errores de la última. "Esto es un contínuo aprendizaje", añadió.

El director Borja Cobeaga, a la izquierda, junto al director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández, ayer en San Sebastián.
El director Borja Cobeaga, a la izquierda, junto al director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández, ayer en San Sebastián.JAVIER HERNÁNDEZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_