"Podemos presumir del cine"

Joxean Fernández, director de la Filmoteca Vasca, quiere promocionar el cine en el exterior - El ente colabora con el Instituto Etxepare

"Montxo Armendáriz, Imanol Uribe, Julio Medem, Álex de la Iglesia, Pablo Malo, Borja Cobeaga, Nacho Vigalondo...". El director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández (San Sebastián, 1973) enumera una veintena de realizadores vascos y los expone como argumentos para demostrar la pujanza del cine autóctono. "Dentro de la cultura vasca, podemos presumir, sin duda, del cine. Tenemos un grupo de cineastas nacidos en Euskadi impresionante, muy conocido, incluso, internacionalmente", apunta Fernández.

Ahí, en el exterior, es donde el responsable de la Filmoteca —que asumió oficialmente el cargo el pasado uno de diciembre— fija su mirada. Fernández ha pasado los últimos 11 años de su vida en Francia dirigiendo la sección de cine vasco del Festival de Nantes y el ciclo anual de derechos humanos de la ciudad gala. "Insistimos en la difusión y en la programación", asegura.

"Con la crisis, la cultura y todo lo que la rodea parece más caro de lo que es"
La institución trabajará con el Zinemaldia para establecer sinergias

Por ello, la Filmoteca trabajará este año en tres líneas: continuar con las publicaciones sobre cineastas vascos, en este caso sobre Álex de la Iglesia, acompañándolas con retrospectivas en las capitales vascas; mantener encuentros con los cineastas e impulsar la salida comercial de sus películas y, por último, potenciar la difusión de la mano del Instituto Etxepare. En este último caso, la Filmoteca mantiene contactos con festivales y agrupaciones argentinas, mexicanas, estadounidenses y francesas. Además, Fernández formará parte del comité de dirección del Zinemaldia, con el que tratará de establecer sinergias.

"Los objetivos de la Filmoteca llevan 32 años en marcha. Lo que hay que hacer es poner el acento donde hasta ahora no se ha puesto", expone Fernández. Más allá de la difusión, el ente deberá mejorar lo referido a la conservación, la investigación y restauración del patrimonio cinematográfico. En este sentido, la Filmoteca espera disponer de unos archivos en mejores condiciones que el Palacio Urdanibia (con sede en Irún) y el archivo del barrio donostiarra de Intxaurrondo.

"Ésta [el actual emplazamiento, en San Sebastián] no es la mejor sede. Nuestro horizonte está en Tabakalera", recalca Fernández. Las instituciones mantienen su compromiso de que, cuando finalicen las obras de Tabakalera en 2015, la Filmoteca traslade ahí su sede. Por ello, Fernández indica que la Filmoteca "debe ser un actor protagonista de la cultura de aquí a 2015 para que, cuando llegue esa fecha, podamos poner nuestro sello en el futuro centro".

Con la crisis, parte de los principales recortes han afectado a las instituciones culturales. La Filmoteca Vasca dispone de un presupuesto de 900.000 euros para 2011. "Tenemos que sacar el máximo partido a lo que nos llega", explica Fernández. Sin embargo, el director de la Filmoteca advierte: "En tiempos de crisis, la cultura y todo lo que tiene que ver con ella parece más caro de lo que es, cuando lo que de verdad termina saliendo caro es la ignorancia".

Joxean Fernández, ayer en la sede de San Sebastián, junto a algunas máquinas históricas.
Joxean Fernández, ayer en la sede de San Sebastián, junto a algunas máquinas históricas.JAVIER HERNÁNDEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS