Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El eclipse parcial de Sol alcanza la máxima cobertura sobre el norte de Europa

El fenómeno se ha iniciado poco después de las ocho.- La interposición de la Luna ha mostrado al Sol como una media luna sobre el cielo desde Alemania a Eslovenia

El primer eclipse solar del año ha comenzado poco después de las ocho de esta mañana y ha alcanzado su máxima cobertura sobre el centro y norte de Europa. Se trata de un eclipse parcial (la Luna no llega a tapar la totalidad del Sol). Poco antes de las 09.30 horas (08.30 GMT) la Luna ha cubierto un máximo del 75% de la superficie solar visible desde la región septentrional europea, y ha mostrado al Sol convertido en una brillante media luna en las zonas despejadas.

El fenómeno ha sido visible en España desde las 8.19 horas, coincidiendo con la salida del Sol, cuando la Luna ha tapado parcialmente al astro desde la perspectiva de la Tierra. El eclipse ha tenido su punto máximo a las 8.58, cuando la Luna ha tapado más o menos la mitad del astro, visto desde ciudades como Madrid y Barcelona, y ha acabado a las 10.17.

El fenómeno astronómico ha comenzado al amanecer sobre Argelia y se ha podido apreciar incluso en Etiopía. Se prevé que termine al anochecer en Mongolia, tras ser visto también sobre el cielo de Rusia y Kazajistán. En España, no todo el país lo ha podido apreciar con la misma claridad. El astrónomo Ricart Casas avisó ayer de que, al producirse el eclipse en las primeras horas de la mañana, en el este del país se podría ver "más claramente que en la zona oeste", donde amanece más tarde. Por ello en las comunidades más occidentales y en Canarias sólo observarán el final. En cualquier caso, el eclipse no se iba a poder percibir en todo su esplendor, ya que, según el astrónomo, al coincidir el fenómeno con la salida del astro no habría mucha diferencia de luz porque el Sol todavía estaría muy bajo en el horizonte.

El próximo, en 2015

En el transcurso de un eclipse total se alteran apreciablemente la luz y la temperatura y hasta los pájaros callan, mientras que con un eclipse parcial el cielo se vuelve solo un poco gris y, si además está cubierto, puede pasar casi desapercibido. Aunque este año se registrarán otros tres eclipses solares parciales que podrán ser vistos desde otros lugares del planeta, habrá que esperar al 20 de marzo de 2015 para poder admirar en Europa el próximo fenómeno similar.

Mas raros aún son los eclipses solares totales como el que se pudo admirar el 11 de agosto de 1999 desde el Viejo Continente, donde no se repetirá la experiencia hasta septiembre de 2081. Los meteorólogos del Servicio Alemán de Meteorología subrayaron que el eclipse se vio acompañado la pasada noche por el máximo anual de lluvia de estrellas fugaces de las Cuadrántidas, procedentes de la constelación del Boyero.

Sin eclipse total

En esta ocasión, ninguna región de la Tierra podrá disfrutar de un eclipse total, debido a que la Luna pasará ligeramente desplazada hacia el norte. El eclipse se ha encontrado en su máximo en el amanecer en Inglaterra, con un 75% de su diámetro cubierto, y luego ha emergido gradualmente a lo largo de la siguiente hora y 20 minutos. En París o Berlín, el 80% estaba cubierto cerca del amanecer. Más al este, el Sol ha estado un poco más arriba en el cielo cuando el eclipse ha llegado a su máximo, con un 67% del Sol cubierto en Atenas.

El presidente del grupo de trabajo sobre eclipses de la Unión Astronómica Internacional, Jay Pasachoff, ha explicado que "los eclipses parciales no suelen ser útiles a los científicos, aunque el borde de la Luna que avanza puede ayudar a los radio astrónomos a identificar las tormentas solares".