El PP considera "innecesaria" la propuesta del Gobierno de acabar con la primacía del apellido paterno

El PSOE defiende que la iniciativa proclama la igualdad ante la ley.- IU dice que puede tener "consecuencias chuscas" el que los nombres de familia se pongan por orden alfabético como norma general

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, no está de acuerdo con el proyecto de ley de Registro Civil que ha elaborado el Gobierno y que establece que, si la pareja no se pone de acuerdo o no precisa nada sobre los apellidos de su hijo, estos se decidirán por orden alfabético. El líder de la oposición dará "la batalla" respecto a este asunto. El PP considera que esta modificación legal, aprobada en Consejo de Ministros el pasado julio y que inicia ahora su trámite parlamentario, abre un "debate innecesario" que no figura entre las "demandas sociales urgentes" de los ciudadanos.

La presidenta del PP de Aragón y candidata a las elecciones autonómicas, Luisa Fernanda Rudi, ha señalado durante la conferencia que ha pronunciado hoy en el Forum Europa que "Mariano Rajoy está diciendo por lo bajini que dará la batalla". Rudi ha recordado que el líder del PP tiene "dos chicos". La política ha criticado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se dedique a "abrir debates innecesarios". "Tenemos un Ejecutivo que es muy hábil en lanzar cortinas de humo que distraigan a la sociedad española de los temas realmente importantes y en abrir debates que seguramente no existían". En opinión de Rudi, la propuesta del Gobierno no responde a las "demandas sociales urgentes".

Más información

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, considera que suprimir la histórica preferencia por el apellido paterno al registrar el nombre de un recién nacido es "más igualitario y democrático" porque reafirma el "principio de igualdad" y proclama la libertad de los padres en el acto de inscripción. Para el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, se trata de "un paso más hacia la igualdad" que acabaría con la "diferencia de género" que se da en este ámbito. En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, para quien el proyecto de ley busca "hacer valer la igualdad que establece el artículo 14 de la Constitución Española".

A juicio del portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, no debe "dejarse al azar" el orden en el que han de ir los apellidos. "Preferiríamos que fuera la voluntad democrática de la familia la que determinara eso y no dejarlo al azar o al abecedario; creo que es bastante irracional y además con consecuencias chuscas", como que "desaparezcan determinados apellidos" o se creen "situaciones que pueden traer al final más problemas de los que hoy tenemos en un sistema ya acuñado".

El portavoz de CiU en la Comisión de Justicia, Jordi Jané, ha estimado que este proyecto de ley es "residual" porque la novedad la marcó la reforma de 1999, que permite desde entonces a los padres decidir el orden de los apellidos de los hijos; si no hay acuerdo, prima el del padre. También si no se especifica claramente lo contrario. Alterar después el orden de los apellidos puede suponer un auténtico calvario burocrático.

Lo más visto en...

Top 50