Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciencia británica se salva del recorte presupuestario

La financiación de la I+D en el Reino Unido se congelará durante cuatro años y se blindará para evitar su uso en otras partidas

Los científicos británicos temían en las últimas semanas una reducción importante de la financiación de la investigación en el marco del drástico recorte anunciado por el Primer Ministro David Cameron (que se temía que rondase un 25% y que finalmente se ha quedado en un 19% de media). Por ello, los investigadores han recibido con alivio el documento de ajuste fiscal (Revisión General del Gasto), en el que se fija una inversión congelada para la ciencia en los próximos cuatro años de 6.300 millones de euros en subvenciones anuales. Además, se blinda este presupuesto de manera que no se puede gastar el dinero en otras partidas, informa el Instituto de Física británico.

"Gran bretaña es un líder mundial en investigación científica y esto es vital para nuestro futuro éxito económico", declaró el ministro de Finanzas George Osborne en la Cámara de los Comunes. El ministerio de Innovación Empresarial y Capacitación, responsable de la financiación de la investigación, en realidad sufrirá un recorte presupuestario de aproximadamente el 7,1% al año entre 2011 y 2015; sin embargo, se especifica que esta reducción no puede afectar a la partida de ciencia. Aún así, contando con la inflación, la I+D tendrá que afrontar una caída real del gastos de aproximadamente un 10% en los próximos cuatro años.

Una vez fijado la cantidad total de dinero asignada a ciencia, serán ahora los Consejos de Investigación (organización que agrupa siete organismos) los que tendrán que distribuir el presupuesto para los próximos cuatro años y, siendo tan ajustado, no se descarta que alguno sufra algún recorte si se quiere incrementar el apoyo de otro, lo que puede tener un impacto aún desconocido en disciplinas concretas. Ese reparto debe estar hecho a mediados de diciembre, según el Instituto de Física. El presidente de esta institución, Marshall Stoneham, ha comentado que la congelación del presupuesto para ciencia es una buena noticia. "Pero no nos engañemos: incluso con un nivel de gastos plano, los próximos años son un reto", ha señalado, apuntando, además, que la comunidad científica tendrá que trabajar muy duro para conservar a los mejores investigadores y no dañar la reputación internacional del Reino Unido dado que otros países están incrementando su inversión en ciencia.

Más información

  • La financiación de la I+D en el Reino Unido se congelará durante cuatro años y se blindará para evitar su uso en otras partidas