La igualdad como receta contra la crisis económica

"Las mujeres son parte de la solución", afirma la ministra Aído en el VI Encuentro de Líderes Iberoamericanas

"Sin igualdad será imposible salir de la crisis. Las mujeres son parte de la solución", ha afirmado hoy la ministra Bibiana Aído. La equiparación tiene una rentabilidad clara: genera "mayor tasa de empleo, más ingresos fiscales y más cohesión social". "Los países más igualitarios son los más productivos y los que ocupan los primeros puestos en el ránking económico", planteó la titular de Igualdad en la inauguración del VI Encuentro de Mujeres Líderes Iberoamericanas, organizado por la Fundación Carolina, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La cita reúne hasta el jueves en Madrid a casi medio centenar de expertas latinoamericanas y españolas para abordar la agenda propia sobre igualdad en un mundo donde, según dijo la directora del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), Inés Alberdi, solo 29 países (de los casi 200 que integran la ONU) han alcanzado el 30% de presencia femenina en los parlamentos.

La reunión comienza con una preocupación compartida: cómo evitar que el deterioro económico implique un retroceso en el avance hacia la igualdad. "Las mujeres tenemos posiciones muy vulnerables todavía, y este momento es muy duro para los más vulnerables", advirtió la secretaria de Estado de Cooperación Internacional de España, Soraya Rodríguez. Para la ministra Aído, hay que seguir trabajando para hacer "un mundo a la medida de las personas, no de las transnacionales".

El economista Jorge Máttar-Marquez, del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES, dependiente de CEPAL), propuso entre otras medidas un "pacto fiscal" en los países latinoamericanos que permita obtener más recursos para paliar las desigualdades de partida. Planteó que la crisis provocará un deterioro en los ingresos impositivos y, por tanto, en las políticas redistributivas.

La catedrática emérita de Sociología Marina Subirats apoyó la idea del pacto fiscal y social "en todo el mundo" para avanzar en la igualdad entre mujeres y hombres. "La globalización trae problemas más complejos", planteó. "Se ha globalizado el gran capital y no hemos articulado las fuerzas que se oponen a él". Esa "lucha desigual provoca resultados cada vez más desiguales", por ejemplo, mientras la situación mejora en algunos sectores femeninos, empeora en otros. A juicio de Subirats, ex directora del Instituto de la Mujer, el fondo de la crisis actual no está en la economía, sino en la política y en la ideología. Frente al poder creciente y "sin complejos" de las fuerzas económicas, que incluso se esfuerzan "por demoler gobiernos", solo cabe reforzar los Estados democráticos para que les pongan coto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción