La CE informa de "sólidos indicios" de ilegalidad en la expulsión de gitanos de Francia

La comisaria de Justicia, Viviane Reding, se muestra cauta y se limita a señalar que "continúan los trabajos" en la investigación

El Parlamento Europeo (PE) ha vuelto a acoger hoy, en una audiencia en la comisión de Libertades Civiles, un debate sobre las expulsiones de gitanos rumanos y búlgaros en Francia, dos semanas después de que la Eurocámara criticara la medida francesa y tras los ataques mutuos sobre el asunto intercambiados entre París y Bruselas. La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, y la de Justicia, Viviane Reding, han intercambiado hoy impresiones sobre la integración de los 12 millones de romaníes que viven en la Unión Europea (UE) durante la audiencia en la comisión que preside el eurodiputado del PSOE Juan Fernando López Aguilar.

La Comisión ha adelantado que existen sólidos indicios" de que Francia ha cometido una infracción del derecho comunitario con la expulsión de los gitanos, ha señalado en unas declaraciones López Aguilar. A la salida de la reunión de hoy, Reding se ha mostrado cauta y se ha limitado a señalar que "continúan los trabajos" en referencia a la investigación que dirige para comprobar si Francia ha quebrantado la directiva europea de libre circulación, ya que la mayoría de los expulsados son ciudadanos comunitarios.

Más información
Bruselas expedientará a Francia por la expulsión de los gitanos
Llegan a París 10 policías rumanos para abordar la inmigración gitana

En la reunión, a puerta cerrada, se ha tratado "el estado de los trabajos" de análisis que está realizando la Comisión de la UE sobre la legalidad de las expulsiones, ha dicho un portavoz del órgano ejecutivo comunitario. Mañana, y ante el pleno de la Eurocámara, se prevé que el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dé parte a los eurodiputados de las conclusiones de la última cumbre en Bruselas, en la que se consensuó la necesidad de dar una respuesta común al problema de la integración de los gitanos en la UE.

En la sesión plenaria no estará presente el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, quien fue protagonista de una discusión con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, durante la cumbre del pasado jueves en Bruselas. Barroso participa en Nueva York en la cumbre de la ONU de los Objetivos del Milenio.

La tensión entre Francia y la CE aumentó después de unas declaraciones de la vicepresidenta Reding en las que comparó la política de expulsiones de Francia con las deportaciones de los judíos en la Segunda Guerra Mundial. Esa comparación tuvo lugar el pasado martes en una rueda de prensa que desató la reacción de las autoridades francesas, y en la que la luxemburguesa anunció que Bruselas iba a considerar la apertura de un procedimiento de infracción contra Francia por doble motivo.

Las dos razones son la supuesta "aplicación discriminatoria" de la directiva sobre libre circulación y la falta de transposición de las garantías materiales y de procedimiento previstas en la citada ley-marco europea. El propio Sarkozy respondió a las palabras de la comisaria y animó a Luxemburgo (el país de origen de Reding) a acoger a todos los gitanos.

De la cumbre del pasado jueves se extrajo el compromiso de los Veintisiete de ocuparse lo antes posible del problema de la integración de los gitanos después de un enfrentamiento interno que eclipsó el resto de asuntos.

Debate en Eskup: La situación de los gitanos

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS