La primera red sexual masculina desarticulada en España explotó a decenas de víctimas

Los hombres eran captados en Brasil y obligados a prostituirse las 24 horas, para lo que se les facilitaban drogas

Por primera vez en España se ha desarticulado una red de explotación sexual masculina que operaba desde hace meses en varias provincias españolas, según ha informado la Policía Nacional. Las víctimas, que los agentes cifran por ahora entre 60 y 80, rondaban los 20 años y eran captadas principalmente en la región de Maranhao, al norte de Brasil, donde se les facilitaban billetes de avión comprados con tarjetas clonadas. Viajaban a aeropuertos de otros países (principamente Francia e Italia) y desde ahí accedían a España, donde posteriormente eran distribuidos entre diferentes pisos, según las necesidades de la red. Primero trabajaban en Palma de Mallorca y Barcelona, localidades entre las que se movía el cabecilla de la organización. Cuando estaban "quemados" (cuando los clientes ya los conocían), les trasladaban a pisos en otros lugares. En León, trabajaban también en un club, Brindis, donde compartían estancias con mujeres. De hecho, la red empezó captando solo a hombres, pero después incluyó a algunas mujeres y transexuales.

Los hombres sufrían vejaciones y eran obligados a prostituirse 24 horas al día, para lo que se les proporcionaba cocaína, popper (un producto vasodilatador) y Viagra, según los investigadores. La organización también ofrecía estupefacientes a la clientela, compuesta mayoritariamente por hombres de todas las edades y estratos sociales. En Palma de Mallorca, según han señalado los responsables de la investigación, la mayoría de los clientes eran extranjeros que pagaban una tarifa más cara de la habitual, de unos 60 euros por media hora. La Policía ha señalado que las víctimas que colaboren con la justicia podrán pedir la autorización de residencia en España por circunstancias excepcionales.

Se trata de la primera desarticulación de este tipo de redes en España. En 2006, cinco personas fueron detenidas en Extremadura por estar implicadas en la prostitución de ciudadanos brasileños, aunque no se trataba de un grupo estructurado y organizado como este. En esta ocasión, la Policía inició la operación en febrero tras la denuncia de una de las víctimas, aunque sospecha que la red llevaba operando entre seis y ocho meses.

Por ahora han sido detenidas 14 personas, casi todas de nacionalidad brasileña: ocho en Palma de Mallorca, una en Madrid, una en Barcelona, otra en Alicante y tres en León. Todas ellas están acusadas de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y asociación ilícita. Algunas ya contaban con antecedentes relacionados con la prostitución. Los principales miembros de la organización se encuentran en prisión, aunque las investigaciones siguen en marcha, según la Policía.

La mayoría de las víctimas pensaban que en España trabajarían como gogós, bailarines o modelos, aunque algunos sabían que venían a ejercer la prostitución. En este caso, el engaño era respecto a las condiciones laborales. En un primer momento, a los hombres se les aseguraba que solo tendrían que pagar el coste del billete, aunque después llegaban a exigirles hasta 4.000 euros. En ocasiones, los prostitutos debían abonar su deuda mediante transferencias bancarias por haber sido cedidos a otros explotadores para renovar así la "plantilla".

Los hombres prostituidos tenían que entregar al dueño o al encargado del piso en el que trabajaban la mitad de los que ganaban más 200 euros por la manutención y el alojamiento en pisos "pequeños, como un submarino", según los investigadores. Para evitar que los hombres plantaran cara a los cabecillas de la banda o causaran algún tipo de problemas se les amenazaba, incluso con la muerte. Para dar publicidad a la red, los responsables publicaban anuncios en periódicos locales y páginas web, donde ponían fotografías de los chicos.

Momento de la redada en la que se ha desarticulado por primera vez en España una red de explotación sexual de hombres.
Momento de la redada en la que se ha desarticulado por primera vez en España una red de explotación sexual de hombres.POLICÍA NACIONAL
La banda obligaba a las decenas de víctimas brasileñas a trabajar 24 horas para lo que se les suministraba drogaPOLICÍA NACIONALundefined

Un precedente de prostitución masculina en Extremadura

En la Operación Amazonia de 2006, la Policía detuvo a cinco personas vinculadas a la prostitución de hombres,mujeres y transexuales en Badajoz. No obstante, fuentes del cuerpo han señalado que en aquella ocasión no se trataba de una red de explotación sexual, ya que tenía mucha menos envergadura (en esta operación han sido detenidas 14 personas) y no contaba con la estructura y la organización de la red que ha caído en Palma de Mallorca, Madrid, Barcelona, Alicante y León.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS