Un preso se secciona el pene en Barajas para evitar ser extraditado a Kazajistán

El reo, condenado por violencia de género, se encontraba en el aeropuerto custodiado por la Interpol

Un preso de nacionalidad kazaja se seccionó el pene en el aeropuerto de Barajas para evitar ser extraditado temporalmente a su país de origen a primera hora del martes 24 de agosto. El hombre, de 52 años, cumplía una pena de 5 años y 17 meses en la cárcel de Valdemoro (Madrid) por retener ilegalmente y maltratar a una mujer, ha informado hoy Instituciones Penitenciarias.

El reo iba a ser entregado a Kazajistán durante seis meses para ser juzgado por otro delito cometido allí. En un momento dado y en circunstancias que todavía se desconocen, el hombre sacó un cuchillo y se cortó buena parte de su órgano genital. Inmediatamente después fue trasladado al hospital, en estado grave, donde se está recuperando bajo custodia policial.

"No es habitual que los extraditados se lesionen para impedir volver a su país, pero está claro que en sus cárceles viven mucho peor", como ha explicado el sindicato Acaip. Las mismas fuentes han explicado que otro preso, que ya se ha recuperado, ingirió un vaso de lejía el pasado 17 de agosto para evitar ser devuelto a su país.

El sindicato ha criticado que en los últimos meses se han acelerado las extradiciones -más de diez al día en la prisión de Valdemoro- "para bajar las estadísticas de presos debido al problema de hacinamiento".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción