Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secretos de nacimiento de una estrella 20 veces más masiva que el Sol

Un equipo científico logra detectar directamente un disco de materia caliente alrededor del astro

Los astrónomos no tienen claro cómo se forman las estrellas masivas, las de más de 10 veces el Sol. En el caso de astros más pequeños se forman a partir de un disco de materia, pero en el caso de los grandes, se pensaba que la radiación de la propia estrella naciente impediría que ésta recibiese materia del disco, por lo que no podría crecer mucho. Tal vez los astros grandes nacen por fusión de otros pequeños. Pero unos de astrónomos anuncian ahora que han logrado hacer unas observaciones de altísima resolución, combinando la luz captada simultáneamente por tres telescopios, y que han detectado directamente la presencia de un disco de materia alrededor de una estrella de 20 masas solares.

Stefan Kraus (Universidad de Michigan) y sus colegas han captado en torno a ese objeto estelar que es 20 veces más masivo que el Sol una estructura alargada de un tamaño aproximado entre 13 y 19 veces la distancia Tierra-Sol. Ese disco es como una rosquilla de materia y tiene unas proporciones similares a los observados en torno a astros menos masivos en formación. Por ello, concluyen que el mecanismo es el mismo. Un misterio sobre los nacimientos estelares empieza a aclararse con este trabajo del que se informa en la revista Nature.

Los científicos concluyen, a partir de sus datos y sus análisis, que han pillado este sistema estelar en una fase corta en que el astro ha terminado de crecer, pero antes de que el disco haya tenido tiempo de disiparse completamente.

La investigación destaca también por las complicadas observaciones astronómicas realizadas mediante la técnica llamada de interferometría, que consiste en combinar la luz que captan en sus respectivos espejos varios telescopios apuntados al mismo objeto celeste y perfectamente sincronizados. Los científicos han utilizado tres telescopios 1,8 metros de diámetro cada uno del conjunto VLT, en Cerro Paranal (Chile), del Observatorio Europeo Austral (ESO), y han trabajando en infrarrojo cercano.

Más información

  • Un equipo científico logra detectar directamente un disco de materia caliente alrededor del astro