Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayor cámara digital del mundo busca asteroides peligrosos

El dispositivo, de 1.400 megapíxeles, se ha instalado en un telescopio de Hawai y rastreará el cielo automáticamente

Con 1.400 megapíxeles, la nueva cámara Pan-Starrs, instalada en un telescopio de Hawai, es gigantesca en comparación con las cámaras fotográficas normales, que tiene entre 5 y 15 megapíxeles. Sus diseñadores afirman que se trata de la mayor cámara digital del mundo. Con este equipo se toman unas 500 imágenes del cielo cada noche de modo automático y la información (equivalente a unos mil DVD) se transmite al Centro de Computación de Alto Rendimiento, en la ciudad de Maui, para que los ordenadores allí la analicen. La comparación de cada exposición con otras tomadas antes esa misma noche, o unas noches atrás, de una zona del cielo permitirá encontrar rápidamente objetos celestes que se han movido o cuyo brillo varíe. El objetivo es descubrir asteroides, especialmente aquellos que siguen una trayectoria de impacto con la Tierra y son potencialmente peligrosos.

La cámara está instalada en un telescopio con espejo principal de 1,8 metros de diámetro. "Aunque de tamaño modesto, este telescopio es de tecnología punta, puede fotografiar un área del cielo de unas 40 veces la de la luna llena, lo que es mucho más que cualquier otro telescopio de este tamaño en operación en tierra o en el", ha explicado Nick Kaiser, líder del proyecto.

La búsqueda de asteroides potencialmente peligrosos no es el único objetivo del programa científico del equipo, integrado por especialistas de una decena de instituciones de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Taiwan y liderado por la Universidad de Hawai en Manoa. Los científicos calculan que, en los próximos tres años, con este pequeño y moderno observatorio se descubrirán unos 100.000 asteroides y se determinará el riesgo de colisión con la Tierra de cada uno de ellos. Además, se podrán catalogar unos 500 millones de galaxias y se realizará un mapa digital exhaustivo del 75% del cielo visible desde Hawai.

En el plano focal de la Pan-Starrs hay un conjunto de 64x64 dispositivos CCD, cada uno de unos 600x600 píxeles, formando un área de 40 centímetros cuadrados. Gracias a una tecnología denominada transferencia ortogonal de CCD, se compensa directamente en el plano focal el efecto de las fluctuaciones de la atmósfera, logrando electrónicamente un efecto similar al de la óptica adaptativa de los telescopios modernos, en los que se mueve el espejo para hacer esa compensación.

Más información

  • El dispositivo, de 1.400 megapíxeles, se ha instalado en un telescopio de Hawai y rastreará el cielo automáticamente