Un acusado de abusos en Cruz Blanca acepta cinco años de cárcel

El trabajador era postulante de la congregación religiosa

Ángel C.U.P., acusado de tres delitos de abusos sexuales sobre un interno de la Casa de San Francisco de Asís, un centro para discapacitados mayores de edad perteneciente a la institución de la Cruz Blanca y situado en Córdoba, ha aceptado una condena de cinco años de prisión, por lo que no llegó a celebrarse la vista programada esta mañana en el Juzgado de lo Penal número 3.

La pena ha sido dictada después de que las partes llegasen a un acuerdo. La acusación particular pedía penas que sumaban nueve años de cárcel, mientras que la fiscalí pedía seis. Finalmente se han acordado cinco años con la defensa. El acusado ha aceptado el acuerdo y se ha dictado sentencia. No se pide responsabilidad civil subsidiaria porque la congregación ya pagó a la familia los 5.000 euros que pedía la acusación particular antes de que se celebrase el juicio.

Más información
Otro imputado por abusos a discapacitados en Córdoba
Comunicado del Obispado de Córdoba
Dos testigos ratifican los malos tratos en la Cruz Blanca de Córdoba

Según la calificación del fiscal, el acusado, actuando como trabajador colaborador y aspirante a postulante de la Congregación de los Hermanos de la Cruz Blanca, en la Casa de San Francisco de Asís, en Córdoba, abusó sexualmente al menos en tres ocasiones a un interno.

En su escrito, señala que los hechos ocurrieron los días 11 y 24 de agosto de 2009 en las duchas, junto al dormitorio del interno, y otra ocasión más en fecha no determinada, pero en cualquier caso en el mismo mes. En esta ocasión, según el fiscal, en los servicios ubicados junto al salón, sin que conste que emplease violencia o intimidación, mantuvo relaciones sexuales con felaciones al interno de dicho centro, que cuenta con una minusvalía del 86% por retraso mental grave.

Estos hechos son considerados por el fiscal como tres delitos de abusos sexuales, de los que hace responsable a Ángel C.U.P. y responsable civil directo a la congregación de los Hermanos de la Cruz Blanca. El fiscal pide además para el procesado, que fue detenido en Granada el 22 de octubre de 2009, la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante el tiempo de la condena.

Este caso se lleva aparte del iniciado contra el hermano Manolo, director del centro, imputado por un delito de abusos sexuales y otro de maltrato habitual, además de otro religioso, F.G., y un ex trabajador, S.R.D., a los que se le imputa un delito de abusos sexuales a los internos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS