Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad afirma que "en este momento" no se plantea el "copago"

Trinidad Jiménez aclara que "hay dudas lo suficientemente amplias" como para no adoptar la medida "en este momento"

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha dicho hoy que su departamento ha estudiado la posibilidad de establecer el "copago" de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos, si bien ha aclarado que "hay dudas lo suficientemente amplias" como para no adoptar la medida "en este momento". "No forma parte de las decisiones que tiene que tomar este ministerio en este momento", ha aclarado la ministra.

Jiménez, quien siempre se ha mostrado contraria a esta posibilidad, ha asegurado que "todavía no hay un acuerdo" al respecto porque "no existe una opinión clara y formada sobre la bondad de una medida de estas características". Entre las "dudas" existentes, ha citado "a quién se le aplicará [el copago], cómo se le aplica" o "si tenemos un sistema informático lo suficientemente desarrollado como para poder discriminar entre aquellos que pueden o no pueden" afrontar este pago añadido. Jiménez se ha preguntado "qué valor puede tener de cara a incrementar los ingresos" y, por tanto, "para fortalecer la sostenibilidad" del actual modelo público.

La titular de Sanidad ha querido desligar esta cuestión de la crisis económica, al afirmar que desde hace más de veinte años el copago ha sido un tema "recurrente" en los debates sanitarios. "Creo que ha estado en los cajones de todos los ministros que hemos llegado a este ministerio", ha destacado, para agregar que ella misma lo ha planteado en la Subcomisión del Pacto por la Sanidad y en el Consejo Interterritorial de Salud.

Preguntado por las palabras de Jiménez, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, ha manifestado que el copago ha estado sobre la mesa en otras ocasiones. Ha contado que este sistema se planteó para ser incluido en el real decreto de reducción del déficit aprobado el pasado viernes, pero que finalmente no se hizo porque para reducir el gasto en Sanidad se aprobó otra medida como la rebaja de los precios de los medicamentos.

Asociaciones de consumidores han criticado a la ministra de Sanidad por lanzar "globos sonda" sobre la posibilidad de introducir el copago sanitario como medida para sanear las cuentas del Sistema Nacional de Salud (SNS), fórmula que tachan de "inoportuna".

El portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), David Hurtado, ha explicado que el copago sanitario "repercutiría en el poder adquisitivo de los ciudadanos, y principalmente en el de las clases medias y bajas, que son las que utilizan más estos servicios". Además, "si se suma a la subida del IVA de este verano, el copago añadirá una nueva piedra en el camino de la recuperación económica al incrementar un punto más la fiscalidad sobre el consumidor", ha comentado Hurtado. "Sería necesario valorar hasta qué punto esos ingresos serían significativos como para ofrecer al ciudadano la visión de que su sanidad, que está pagando a través de los impuestos, deja de ser gratuita", ha añadido.

La portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, ha señalado que introducir el copago "es empezar la casa por el tejado, porque antes hay que recortar muchas partidas". En cualquier caso, la representante de la OCU ha criticado que "al final siempre caiga el recorte por la parte del consumidor, que es la parte más desprotegida".

Consulte el especial La sostenibilidad del Estado de Bienestar