Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pekín insiste en que la venta de órganos para trasplantes está prohibida en China

Al menos tres enfermos españoles han recibido, previo pago, trasplantes de hígado en el país asiático

El Gobierno chino sigue negando que se vendan y trasplanten órganos a extranjeros en sus hospitales y se parapeta en que en el país asiático existe una ley que prohíbe esta práctica desde 2007. Al menos tres enfermos españoles han recibido, previo pago, trasplantes de hígado en China. Uno de ellos, Óscar Garay, bilbaíno, de 52 años, que relató su historia en el suplemento Domingo de EL PAÍS. Garay, tras serle denegado el órgano en España al no cumplir los protocolos, salvó su vida pagando por uno en el hospital Número 1 de Tianjin en 2008.

"Quiero subrayar que China prohíbe estrictamente las transacciones de órganos para trasplantes de extranjeros en China, y que la donación de un órgano debe tener el consentimiento escrito del donante", recalcó el jueves el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Qin Gang preguntado por casos de españoles como el denunciado en este periódico.

Al igual que este diario, Cuatro y CNN+ han comprobado lo sencillo que resulta concertar la compra de un órgano en China. En un reportaje emitido este viernes por estos canales de televisión españoles se puede ver cómo un intermediario chino acepta buscar un riñón en "unos cinco o seis días por alrededor de 4.000 euros". Cuando el periodista pregunta si esta práctica es legal, el intermediario contesta: "Se supone que es ilegal, pero es legal hasta cierto punto".

El Ministerio de Sanidad chino promulgó en 2007 leyes y regulaciones sobre los trasplantes de órganos que prohibían este tipo de transacciones para extranjeros, recordó el portavoz chino, sin embargo, Garay explicó que en el hospital en el que lo operaron había extranjeros de distintos países en su misma situación.

El Hospital Número 1 de Tianjin, donde Garay fue operado, señaló esta semana a Efe que la ley ya no le permite este tipo de operaciones, prohibidas en lo que se refiere a extranjeros.

Sin embargo, esta fuente reconoció que estos trasplantes se practican a pacientes nacionales por precios que oscilan entre los 400.000 y los 500.000 yuanes (43.000-53.000 euros).ce a quienes más puedan pagar.