Más ciencia en la cultura

El V Congreso sobre Comunicación Social de la Ciencia incide en la importancia de lo científico para tomar decisiones en una sociedad democrática

El V Congreso de Comunicación Social de la Ciencia (CSC5) que se ha celebrado en Pamplona al mismo tiempo que se conmemora el 400 aniversario de la publicación del Sidereus Nuncius de Galileo (obra que dio paso a la ciencia experimental y moderna) ha terminado con una declaración que reivindica una nueva cultura en la que la ciencia juegue un mayor papel. Durante el congreso, al que asistieron unos 400 comunicadores científicos, se inauguró en el Planetario de Pamplona la exposición Galileo y la Astronomía Hablarán de ti siempre las Estrellas promovida por la Biblioteca Dell?Accademia Nazionale dei Lincei e Corsiniana, y se presentaron dos funciones de la obra de teatro El honor perdido de Henrietta Leavitt, que rinde homenaje al papel de las mujeres en astronomía.

Más información

"Hace 11 años comenzó, convocado por museos y centros interactivos de la ciencia, planetarios, instituciones de la investigación científica, universidades y administraciones públicas, un proceso de análisis y reivindicación del papel de la ciencia en nuestra cultura, de la necesidad y la oportunidad de la comunicación científica", empieza la declaración final del congreso, que sigue: "En Granada, la declaración que partió de esa primera reunión expresaba que

- La información científica es una fecundísima semilla para el desarrollo social, económico y político de los pueblos. La complicidad entre los científicos y el resto de los ciudadanos es una excepcional celebración de la democracia. Pero, además, esa nueva cultura contribuiría a frenar las supercherías disfrazadas de ciencia, aumentaría la capacidad crítica de los ciudadanos, derribaría miedos y supersticiones, haría a los seres humanos más libres y más audaces.-

Respondiendo a esa necesidad de estar informados y poder así tomar decisiones sobre nuestro futuro basados en la racionalidad y la ciencia, en estos años, se ha ido consolidando y ampliando la red de museos y centros de divulgación, con un museo nacional pujante, con nuevas unidades y agencias de comunicación científica y ampliando la oferta de formación e investigación universitarias; se están estableciendo más iniciativas que van de lo local a lo nacional, como las Semanas de la Ciencia y las celebraciones de años internacionales; ahora constatamos que la comunicación científica está escrita e inscrita en las obligaciones del Estado.

Defendemos una nueva cultura, integradora y transformadora en todos los órdenes: la interacción con el público, el papel de los medios y las nuevas tecnologías de la información, la necesidad de la innovación con criterios científicos, la defensa de una educación realmente activa en la promoción de esa cultura científica y la apertura de nuevos espacios y redes de cooperación, asuntos que han sido objeto de debate en esta quinta edición del Congreso sobre Comunicación Social de la Ciencia. Queremos además invitar a la ciudadanía para que utilice estos medios con los que la ciencia, la tecnología y la innovación se hacen públicas y participativas. Los tiempos de crisis siempre han sido el momento de analizar cómo avanzar hacia el futuro, con la creación de nuevos modelos de desarrollo. Desde el mundo de la comunicación de la ciencia ofrecemos nuestro compromiso en este reto: una nueva cultura en la que todos somos necesarios".

Estos congresos son foros de reflexión sobre la comunicación social de la ciencia en el siglo XXI dirigidos a periodistas, divulgadores, científicos, educadores, gestores ambientales, instituciones museísticas y similares, industria, editoriales, medios de comunicación, administraciones públicas, entidades educativas y culturales, y en general a las personas interesadas en el presente y futuro de la Comunicación Pública de la Ciencia.

Lo más visto en...

Top 50