Iberdrola hace cumbre

La torre alcanza su altura máxima, 165 metros - Sánchez Galán recalca que la sede refuerza el compromiso de la eléctrica con Euskadi

Desde el piso 35 de la Torre Iberdrola se llega a ver el azul del mar, pero no se distingue el verde del césped de San Mamés. "Es por poner alguna pega", decía uno de los trabajadores en el último piso del que ya es el sexto edificio más alto de España. En esa planta de unos 700 metros cuadrados estará la sala del Consejo de Administración y el despacho del presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, quien ayer se mostraba muy satisfecho con la obra.

Y no es para menos. El edificio cuenta con cinco plantas en el subsuelo, tres entreplantas, 35 más de oficinas y otras tres superiores para equipamiento. En total 46 alturas que han necesitado 60.000 toneladas de hormigón y 8.500 de acero, "el equivalente a 4.000 viviendas", precisó Galán.

"El edificio es un hito tras 107 años de la compañía en Bilbao", explica Galán
"Participamos en la torre por lo civil y por lo militar", dice Mario Fernández

Iberdrola se mudará a ese edificio en agosto de 2011. El presidente de la multinacional así lo anunció en la visita que cursó a la parte más alta habitable de la torre, la planta 35, y después al helipuerto que la corona, tres pisos más arriba: a 165 metros de altura, 178,3, exactamente, sobre el nivel de mar.

Junto a Galán "hicieron cumbre" el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao; el alcalde, Iñaki Azkuna, y el presidente de la BBK, Mario Fernández, tras una subida en ascensor que duró dos minutos y 20 segundos por la cara noroeste.

Sánchez Galán explicó un minuto antes de la ascensión que el edificio refuerza la apuesta de Iberdrola por Euskadi. "Nuestra raíz está aquí. Nos sentimos orgullos de ser una empresa vasca, con raíces en el País Vasco, aunque con presencia en todo el mundo. El edificio supone un hito más tras 107 años de la compañía en Bilbao", explicó satisfecho.

Con esas dimensiones es ya el sexto edificio más alto de España, tras las cuatro torres del tramo norte de la Castellana, en Madrid, y el hotel Bali de Benidorm.

Sánchez Galán agradeció a la Diputación por ser la "iniciadora del proyecto", pese a que luego Bilbao rechazó trasladar a la torre sus oficinas, pero sobre todo dio las gracias a Azkuna -"nos ha facilitado todo", resaltó- y al presidente de la BBK, Mario Fernández, socio de Iberdrola en este proyecto.

El diputado general abrió el punto de mira con sus declaraciones: "Hoy Bilbao crece un poco más. La capital vizcaína está en el mundo por muchas razones, no sólo por la Torre Iberdrola. También por la celebración de la Copa del Rey de Baloncesto".

Azkuna desveló que tras la renuncia de la Diputación a ir al edificio convenció en la plaza de toros de Vista Alegre al presidente de la eléctrica para hacer la torre . "Iberdrola es una empresa vasca, pero fundamentalmente bilbaína. Estoy muy orgulloso de tener tanto a Iberdrola como a BBK de compañeros de viaje", aseveró el primer edil.

Mario Fernández dejó muy claro su compromiso: "Participamos en la torre por lo civil y por lo militar", tras recordar que la caja es socio de Iberdrola en la torre y en la eléctrica.

Mario Fernández, Ignacio Sánchez Galán, José Luis Bilbao e Iñaki Azkuna, en la Torre Iberdrola.
Mario Fernández, Ignacio Sánchez Galán, José Luis Bilbao e Iñaki Azkuna, en la Torre Iberdrola.SANTOS CIRILO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción