Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado por abusar de su hija tras reencontrarse en un programa de televisión

El hombre retomó el contacto con la mujer 38 años después

Francisco G. G., malagueño, recurrió en 2003 al programa de televisión El diario de Patricia para reencontrarse con su hija Florencia (nombre ficticio), a la que no había vuelto a ver desde 1966, cuando ella era una recién nacida. Tras la emisión del espacio de testimonios, padre e hija, que por entonces contaban 65 y 38 años, retomaron la relación, primero por teléfono y, desde marzo de 2004, en persona. Coincidiendo con las Fallas, Francisco acudió a Sagunto (Valencia), donde reside su hija. En Semana Santa, Florencia devolvió la visita, viajando a Málaga.

La relación fue todo lo normal que puede ser entre un padre y una hija que no se han visto en casi cuatro décadas hasta junio de 2004. Ese mes, cuando estaban sentados en un banco del paseo marítimo de Torremolinos, Francisco besó a su hija en la boca "con ánimo libidinoso", según la sentencia por la que ha sido condenado a siete años de cárcel por abusos sexuales continuados. De vuelta a Málaga en el tren de cercanías, el padre volvió a magrear a Florencia, que se quedó bloqueada. Entre el 15 y el 17 de junio, la mujer volvió a ser objeto de tocamientos obscenos e incluso fue penetrada por su padre. El 18, tras inventarse una excusa y prometer que regresaría a Málaga, Florencia escapó a Sagunto, donde denunció a Francisco.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga, que puede recurrirse ante el Tribunal Supremo, absuelve a Francisco de agresión sexual, como pedían la Fiscalía y la víctima, y afirma que el hombre "se prevalió de la situación de superioridad manifiesta en relación a su hija". La sala se apoya en un informe psiquiátrico para sostener que "la falta de apoyo social durante toda su vida" provocaron en Florencia una "falta de habilidad para rechazar a su padre y volverse a casa".

No es la primera vez que El diario de Patricia pone en contacto a una mujer con un maltratador. El 18 de noviembre de 2007, Ricardo Navarro asesinó a su ex novia, Svetlana, de 30 años y que cuatro días antes, ante las cámaras del programa, había rechazado volver con él. La productora del programa conducido entonces por Patricia Gaztañaga nunca le dijo que la sorpresa que tenía preparada para ella era que iba a aparecer su ex novio, que había sido condenado en octubre de ese año por malos tratos hacia Svetlana y sobre quien pesaba una orden de alejamiento.