Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plutón reconstruido

Nuevas imágenes del planeta enano, que enrojece con la cercanía al Sol

A partir de 348 imágenes de Plutón tomadas por el telescopio espacial Hubble a lo largo de un año, científicos e ingenieros de la NASA han reconstruido el aspecto del planeta enano, y así han producido la imagen más completa del lejano cuerpo celeste. Los datos obtenidos en las observaciones sirven para preparar la llegada a Plutón en 2015 de la nave New Horizons de la NASA, y decidir qué hemisferio sobrevolará.

"Son imágenes que ocupan muy pocos píxeles cada una, de forma que no se pueden mirar y ya está. Hemos trabajado mucho para reconstruir una completa de alta resolución", explicó Marc Buie, del Southwest Research Institute en Boulder (Colorado), durante la presentación de los nuevos datos hoy en conferencia telefónica. El planeta enano se puede ver así desde cualquier ángulo, con gran nivel de detalle y en color verdadero. "Es comparable con mirar a la Luna a simple vista y es lo más que podemos conocer de Plutón ahora", comentó Buie.

Durante el año en que se observó, Plutón cambió mucho de color, se hizo más rojizo al tiempo que brillaba más el hemisferio norte y se oscurecía la zona del ecuador, algo que sorprendió tanto a Buie como a Mike Brown, de Caltech. "Es un poco menos rojo que Marte y algo más que Io", dijo Brown. "Muy pocos cuerpos del Sistema Solar cambian de color". Piensan que se debe a cambios estacionales por su cercanía al Sol, ya que Plutón pasa por toda una gama de temperaturas, desde las más bajas cuando está al otro extremo de su órbita a las más altas. Una hipótesis es que el color rojizo se debe a que la radiación ultravioleta del Sol descompone el metano, presente en la superficie, y deja un residuo bicolor, rojo anaranjado y negro carbón.

Durante esta época está en su primavera, ya que las cuatro estaciones son de diferente longitud, no como en la Tierra, explicaron los astrónomos, que no han podido hasta ahora terminar su trabajo, a pesar de que las observaciones se hicieron en 2002 y 2003. Cuando estaban a punto de terminarlas, se descubrieron dos nuevas lunas de Plutón, además de Charon, que es casi tan grande como él y que en las imágenes del Hubble no mostró cambio de color (una incógnita). Entonces se dieron cuenta de que en las imágenes que analizaban estaban también esos satélites y tuvieron que volcarse en el nuevo hallazgo.

Plutón, degradado a planeta enano por la Unión Astronómica Internacional, fue descubierto en 1930 y es un gran desconocido, por lo lejos que está. Se encuentra ahora a unos 2,5 billones de kilómetros de la Tierra y casi lo más cerca del Sol que pasa en su órbita muy excéntrica e inclinada, que dura 248 años. Por eso se ha aprovechado para mandar la primera nave que se acercará a este cuerpo celeste.

La última vez que Plutón estuvo en el punto de su órbita más lejano del Sol fue en 1870, cuando se desconocía su existencia. La próxima será en 2110, pero entonces ya se sabrá mucho más de él. Además del New Horizons, el mismo equipo que ha proporcionado la nueva imagen de Plutón lo seguirá estudiando con una de las nuevas cámaras del Hubble durante cinco meses a partir de abril.