Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital Virgen del Rocío de Sevilla realiza el segundo trasplante de cara en España

El primero fue efectuado en agosto pasado en La Fe de Valencia

Un equipo médico del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, coordinado por el doctor Tomás Gómez, se encuentra realizando la segunda operación de trasplante de cara en España y la novena del mundo, según fuentes sanitarias.

La intervención se lleva a cabo con técnicas de microcirugía por parte de los especialistas de Maxilofacial, Cirugía Plástica, Oftalmología, Anestesistas y Enfermería, de acuerdo con las citadas fuentes.

La identidad y el sexo tanto del donante como del receptor no se han facilitado y se espera que este miércoles la Junta de Andalucía facilite más información, una vez que finalice la operación.

En agosto pasado, un equipo del hospital La Fe de Valencia, liderado por el doctor Pedro Cavadas, realizó la primera intervención de este tipo en España. En esa ocasión, el receptor fue un hombre de 43 años que recibió los tejidos facialies de otro hombre de 35 años, fallecido en un accidente de tráfico.

La Organización Nacional de Trasplantes dio en junio pasado el visto bueno a las dos primeras operaciones de esta naturaleza en España en La Fe de Valencia y en el Virgen del Rocío de Sevilla, centros que ya tenían un paciente candidato.

El proceso de trasplante de cara tiene dos partes, a cual más complicada. La primera, extirpar los tejidos que se quieren trasplantar, con sus vasos sanguíneos y sus terminaciones nerviosas. La segunda, adaptarlos al receptor. Antes de todo ello, hay un paso previo con un alto coste emocional: que la familia del candidato a donante dé el permiso para la intervención. Aunque España es uno de los países con una menor tasa de negativas familiares para permitir que se extraigan órganos de un cadáver para implantarlos en otra persona, la tasa de respuestas negativas se sitúa en el 17%. Y en el caso de una cara, la decisión es aún más complicada.

Los receptores no reciben los rasgos faciales de sus donantes porque los tejidos se adaptan a la estructura ósea del receptor.

Además de los dos de España, sólo se han realizado otros siete trasplantes de cara en todo el mundo: cuatro en Francia, dos en Estados Unidos y uno en China.