"¿De qué sirve un acuerdo que destruye el mundo?"

Los países pobres cargan contra el borrador de Copenhague.- La ONU asegura que el borrador danés "no ha estado sobre la mesa de manera formal"

El portavoz de los países en desarrollo, el sudanés Lumumba Stanislaus Kaw Di Aping, ha arremetido contra el borrador del Acuerdo de Copenhague preparado por la presidencia danesa. "El primer ministro danés está desesperado pero no debería confundir su carrera política con un acuerdo a cualquier precio. Debe haber un punto intermedio entre la voluntad de los países ricos y los pobres", ha señalado el portavoz del G77 más China, que representa a los países en desarrollo. Éstos denuncian que el borrador está diseñado por y para los países ricos y acusan a Dinamarca de ponerse del lado de los países desarrollados en vez de buscar puntos de acuerdo entre los bloques: "Los países desarrollados tienen una responsabilidad histórica por haber dañado la atmósfera durante los últimos 200 años".

Más información
Propuesta danesa en la Cumbre Mundial del Clima de Copenhague.
"Las emisiones deberán tocar techo en 2020"
EE UU ofrece compensar sus emisiones evitando la deforestación
La década 2000-2009 es la más calurosa desde que hay registros
China tilda de "injustas" las críticas a su oferta medioambiental
EE UU "no pedirá perdón ni reparará" al mundo por las emisiones de CO2 de los últimos 200 años
11 días para salvar el mundo

Aun así, Di Aping ha negado que se vaya a producir un boicoteo a las negociaciones como el que llevaron a cabo los países africanos en la reunión previa en Barcelona: "Esperamos que el sentido común y la sabiduría triunfen. Sabemos que entre los líderes de los países desarrollados habrá gente concienciada de este reto y que los ciudadanos de los países desarrollados preguntarán a sus líderes: ¿De qué vale un acuerdo que servirá para destruir el mundo? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son las implicaciones políticas y de seguridad para este siglo?".

El embajador sudanés, con su tono pausado para enfatizar las ideas, ha criticado hasta el objetivo de limitar el calentamiento a dos grados respecto a la era preindustrial: "Los dos grados centígrados es devastador para África. Déjenme que lea la siguiente frase del cuarto informe del IPCC: 'Las cuatro regiones de África y en todas las temporadas la temperatura aumentará entre tres y cuatro grados, aproximadamente 1,5 veces la respuesta global a la temperatura. Con dos grados eliges que África tiene que aceptar una subida de 3,5 grados. Además no hay base científica para los dos grados centígrados".

El secretario de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, ha restado importancia al borrador y ha sostenido que "es algo que no existe" y que "no ha estado sobre la mesa de manera formal". De Boer ha asegurado en una breve comparecencia ante la prensa que "un grupo de países considera que ese borrador no está equilibrado. La gente lo ve como un documento que no quiere que sea la base de la negociación".

EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS