Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los andaluces quieren la integración de los inmigrantes

Un informe revela que el 72,2% de los ciudadanos ve positiva la aportación extranjera al mercado laboral andaluz

El 86,5% de los andaluces considera que los inmigrantes deberían tener acceso a la escuela y la sanidad igual que los españoles, el 73% que deberían votar en las elecciones municipales y el 77,4% apoyan la obtención de la nacionalidad. Los datos proceden del segundo informe sobre las Opiniones de la Población Andaluza ante la Inmigración presentado hoy en las II jornadas Observatorios de la inmigración y procesos de cambio, que han sido inauguradas en Sevilla por el consejero de Empleo, Antonio Fernández.

El texto revela que ha aumentado la valoración positiva de los inmigrantes en la región, con un 42,6%, con respecto al 2005, que era un 41,9%. Aunque también crece la valoración negativa, un 36,9%, frente a un 34,3% en 2005. "Una vez más se demuestra que Andalucía es una región solidaria y tolerante", reflexiona Rocío Palacios, directora general de Coordinación de Políticas Migratorias. "Las entrevistas se realizaron a finales de 2008, en plena crisis económica, y aun así, los andaluces consideran que la inmigración enriquece a la comunidad de forma económica, social y cultural", dice.

En el estudio, basado en 4.210 entrevistas realizadas a españoles mayores de edad residentes en Andalucía, el 72,2% reconoce la relevancia de la aportación inmigrante al mercado laboral andaluz y el 42,2% lo considera mano de obra necesaria. Almería es la población que valora de forma más positiva la presencia de inmigrantes en la región con un 50%, y por el contrario, Cádiz, es la que menos positiva lo considera con un 36%. Y por sexo; los hombres creen que aportan beneficios económicos y laborales mientras que a las mujeres les producen desconfianza.

En 2008 la inmigración ocupaba el séptimo lugar entre las preocupaciones de los andaluces con un 11%de menciones, y en 2005 era considerado el cuarto problema con un 15%.

"Estos estudios sirven para elaborar los planes de acción en la región, y seguiremos trabajando para conseguir la integración plena", dice Palacios. El nuevo plan de políticas migratorias, que comienza en 2010 y dura hasta 2014, contará con más de 1.400 millones de euros, que es el presupuesto con el que ha contado el plan 2006-2010. "Ahora estamos diseñando el tercer plan, con el que trabajamos tanto con la población autóctona como con la inmigrante", concluye Palacios.