Obama anuncia una inversión especial para investigación de 3.500 millones de euros

Los fondos irán dedicados a ciencia, medicina, equipamientos y mejora de laboratorios

El presidente estadounidense Barack Obama ha anunciado un plan que dedicará 3.500 millones de euros (5.000 millones de dólares) en investigación científica y médica, equipamientos médicos y mejora de laboratorios, lo que creará, según ha dicho, decenas de miles de puestos de trabajo. Los fondos, que forman parte de los 541.000 millones del paquete de estímulo económico, se gastarán en "investigación médica de vanguardia en todos los estados del país. 687 millones del total dedicado a investigación se invertirán en el estudio de las causas genéticas del cáncer y en la búsqueda de potenciales tratamientos diana.

"Este tipo de inversión generará nuevos puestos de trabajo, decenas de miles de puestos de investigador y de producción y suministro de equipos médicos, así como de construcción y modernización de laboratorios e instalaciones científicas", ha declarado Obama en los Institutos Nacionales de Salud (NIH), a las afueras de Washington.

El presidente estadounidense también ha hablado de 12.000 becas "que forman parte del conjunto de 68.700 millones de euros de las inversiones en ciencia y tecnología de la Ley de Recuperación, para establecer los cimientos de la innovación de la economía del futuro", ha especificado la Casa Blanca.

La inversión anunciada por el presidente estadounidense incluye 120 millones de euros para el proyecto de Atlas del Genoma del Cáncer que pretende tomar 20.000 muestras de tejidos de personas, abarcando en total una veintena de diferentes tipos de cáncer. El plan es secuenciar todos los genes y hacer que la información esté disponible libremente para los investigadores.

Obama, en su intervención en los NIH, ha defendido su iniciativa política sobre el seguro médico en EEUU afirmando que los resultados de décadas de investigación "no suponen ninguna diferencia para un niño que enferma en una familia que esté fuera del sistema de seguros médicos". El Presidente estadounidense ha tirado por la borda la política de su predecesor George W. Bush, ampliamente acusado de colocar en los comités científicos asesores a defensores de su ideología política conservadora.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS