Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos movilizan a sus bases contra la ley del aborto

La Conferencia Episcopal Española llama a la participación en la manifestación del próximo día 17 contra la nueva legislación del Gobierno

La Conferencia Episcopal Española hizo hoy un llamamiento a la participción en la manifestación del próximo 17 de octubre contra la ley del Aborto que prepara el Gobierno del PSOE. En el marco de la reunión de la CCXIV Comisión Permanente, los prelados españoles consideran "legitima y conveniente tal convocatoria y la particiación en la misma". Los obispos también se han mostrado a favor de un Pacto de Estado por la Educación.

En rueda de prensa, el secretario general del Episcopado, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, ha explicado que la CEE "no da normativas" -"no hay indicaciones"- a los prelados sobre la asistencia a dicha marcha y ha señalado que "veremos a ver" si él asiste, pero que "no pasa nada" si va o no, que dependerá de sus compromisos.

"Los fieles laicos responden adecuadamente al desafío planteado -de gran trascendencia moral y social- haciendo uso de su derecho a manifestarse pacíficamente para expresar su desacuerdo con la ley proyectada, que supone un serio retroceso en la protección del derecho a la vida de los que van a nacer, un mayor abandono de las madres gestantes y un daño irreparable para el bien común", sostienen los obispos.

Apoyo del PP

De esta manera, la Iglesia confirma oficialmente su apoyo a la marcha. Por su parte, el PP también ha apoyado la iniciativa (el dirigente del PP y consejero madrileño de Sanidad, Juan José Güemes, encabezará la marcha). Mariano Rajoy no irá a la marcha por problemas de agenda, según el propio líder de los populares, que sin embargo sí ha llamado a la participación, respondiendo así a las críticas de los grupos convocantes, que habían acusado en los últimos días al PP de desmarcarse de la marcha Por la Vida, la Mujer y la Maternidad.

El Gobierno se ha mantenido firme en la parte más polémica de su proyecto y mantiene que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin avisar a sus padres, uno de los argumentos que más ha movilizado a los que se oponen a la ley.