Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 45.000 personas mueren cada año por no tener seguro médico en EE UU

Los resultados del estudio se hacen públicos en plena batalla de Obama por sacar adelante su reforma sanitaria

Una media de 44.789 estadounidenses mueren cada año por no tener seguro médico, según ha revelado un estudio divulgado por la revista American Journal Public Health en su edición electrónica.

Esa cifra es superior al número de estadounidenses que fallecen como resultado de enfermedades hepáticas, explica la investigación, que añade que los que carecen de seguro médico tienen un 40 % más de posibilidades de morir, que quienes sí cuentan con ese seguro. El estudio utilizó datos relativos a personas de entre 17 y 64 años extraídos del Tercer Informe Nacional de Salud y Nutrición preparado entre 1988 y 1994.

Los resultados de la investigación han sido dados a conocer en momentos en que el presidente de EE UU, Barack Obama, ha intensificado una campaña para reformar el sistema de salud en el país.

"El no tener seguro está vinculado al riesgo de muerte y este es un riesgo elevado", señala Andrew Wilper, autor del estudio y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Seattle. Según fuentes médicas, los resultados del estudio son similares a un estudio realizado en 1993 por el Instituto de Medicina que señaló que el riesgo de muerte es superior en un 25% para quienes no tienen seguro, en comparación con los que sí cuentan con él.

No obstante, hay voces que discrepan con los resultados de la investigación encabezada por Wilper, según el sitio de internet HealthDay News. Una de ellas es la del Centro Nacional para Análisis de Política, que se opone a la reforma del sistema de salud, que manifestó que el estudio tiene muchos fallos.

"Las conclusiones de esta investigación se basan en una metodología errada y el riesgo de muerte se exagera de manera considerable", dijo el presidente del Centro Nacional para Análisis de Política, John Goodman. "Las personas fueron entrevistadas una sola vez y el estudio trata de vincular su situación respecto al seguro en aquel momento a su mortalidad una década después", explicó Goodman y añadió que durante el período posterior a esas entrevistas los autores del estudio no supieron si los consultados tenían seguro o no, qué tipo de atención médica recibieron y cuál fue la causa de su muerte.

Por otra parte, Lucien Wulsin, director del Proyecto Asegurar a los no Asegurados, señaló que, aunque el estudio no examina la causa de muerte, parece corroborar algo que se sabía acerca de la falta de acceso a los servicios médicos. Wulsin opinó que también parece validar el estudio del Instituto de Medicina que afirmó que "no tener seguro médico supone una mayor probabilidad de muerte, porque uno no recibe atención cuando no tiene seguro (...) hasta que es demasiado tarde".