El alcalde de Barcelona descarta establecer una 'zona roja'

Jordi Hereu: "No admito que a una parte de la ciudad le toque aguantar la prostitución"

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, se muestra totalmente contrario a que Barcelona tenga delimitada una zona roja que acoja el conjunto de la prostitución, como sucede en otras ciudades europeas. "Nadie quiere tener delante de su casa el fenómeno de la prostitución", ha afirmado Hereu en una entrevista en el programa Els matins de TV3. Hereu recuerda que Barcelona es una ciudad de residentes: "No admito que a una parte de la ciudad le toque aguantar la prostitución".

Respecto a las imágenes que publicó EL PAÍS sobre prostitución callejera en el mercado de La Boquería de Barcelona, Hereu asegura que la imagen de Barcelona en el mundo es "muy buena" y que Cataluña y Barcelona tienen "muchos motivos para proyectar una buena imagen. Debemos tener cuidado con las imágenes que colectivamente queremos emitir", advirtió.

Más información
Vecinos de Madrid apoyan a Hereu contra la prostitución callejera
El Ayuntamiento de Barcelona quiere concienciar a los hombres sobre la explotación de la mujer

Respecto a la ordenanza municipal de civismo que el Ayuntamiento aprobó hace ya tres años, Hereu considera que ha permitido avanzar en muchos aspectos, pero reclama el apoyo de las leyes generales para la regulación de la prostitución en el espacio público. El alcalde prometió que, con la ayuda de los comerciantes y los vecinos del casco antiguo de la ciudad, esta zona saldrá adelante y se conseguirá tener un corazón urbano "en condiciones". "Cuando los focos se vayan, el esfuerzo continuo del Ayuntamiento continuará en La Rambla", indicó.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS