Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ventanas a la ciencia en Granada

El Parque de las Ciencias inaugura con los meteoritos un espacio transparente para ver investigación en directo

El proyecto Ventanas a la ciencia, un espacio transparente para mostrar la investigación en directo, ha quedado abierto hoy en el Parque de las Ciencias de Granada con la ventana que lleva el título Meteoritos: fragmentos de otros mundos, en la que se muestran las líneas de investigación que está desarrollando la Universidad de Huelva sobre estas rocas y los objetos del sistema solar de los que proceden.

Durante un año, grupos de investigación de las nueve universidades andaluzas se instalarán uno tras otro en este espacio del museo para mostrar algunas de las líneas de investigación e innovación en las que trabajan, acercar dicha actividad a la sociedad, fomentar las vocaciones científicas y concienciar de la importancia de la I+D+i, explica el centro.

Hasta el 4 de octubre, los visitantes podrán conocer la tecnología desarrollada por el grupo para detectar la entrada de partículas a la atmósfera terrestre y el impacto de rocas contra la superficie de la Luna. En el desarrollo de estas tecnologías colaboran el equipo del investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía José Luis Ortiz y la Red Nacional de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos. Se trata de mostrar al público trabajos que normalmente no traspasan las puertas de los laboratorios, pero este laboratorio transparente va más allá y permite conocer aspectos tan curiosos como que es posible que la vida en la Tierra surgiese gracias a que algunos meteoritos "podrían haber aportado elementos tan importantes para la vida humana como son los aminoácidos. De hecho, la vida en la Tierra se basa en 20 aminoácidos distintos y en algunos meteoritos se han encontrado hasta 80", añade el líder del grupo de investigación José María Madiedo.

El Parque de las Ciencias realizó la puesta a punto de este proyecto con la ventana piloto Lo que el ojo no ve, inaugurada en noviembre, coincidiendo con la apertura de las nuevas instalaciones del museo. El proyecto está financiado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y desarrollado en colaboración con las nueve universidades andaluzas, que durante el curso académico 2009-2010 abrirán sus laboratorios en el museo, con temas que abarcarán todas las disciplinas científicas.