Más investigación en la Estación Espacial

Nuevos equipos científicos llegarán con el transbordador 'Discovery'

Los 13 astronautas que se juntarán en la Estación Espacial Internacional cuando llegue el próximo transbordador, el Discovery, tendrán que trabajar tanto como si se hubieran llegado hasta el límite de la tarjeta de crédito en Ikea. Van a recibir nuevos equipos científicos, de supervivencia e incluso dormitorios y una cinta de correr, que permitirán a la tripulación permanente de seis personas vivir con mayor comodidad y, sobre todo, iniciar investigaciones científicas de mayor complejidad e importancia que hasta ahora. Y tendrán que montar todo ello.

Los dormitorios son mejores que los actuales y se instalarán en el módulo japonés, el último en agregarse a la estación. Tienen materiales para el aislamiento del ruido y de la radiación, sistemas de sujección del astronauta, de comunicación y alerta, y ventilación e iluminación graduables.

Varios de los aparatos son europeos y serán controlados desde Europa

Más información

Los nuevos equipos están destinados a hacer experimentos de fluidos y otros materiales, y también llegará un segundo congelador para mantener a diversas temperaturas las muestras biológicas, de humanos, animales, plantas o microorganismos.

Varios de los aparatos son europeos y serán controlados desde Europa. Han sido desarrollados bajo el liderazgo industrial de la mayor compañía espacial de Europa, Astrium, por encargo de la Agencia Espacial Europea (ESA) o su homóloga francesa CNES. El Laboratorio de Ciencias de los Materiales (MSL) se utilizará para la investigación de los procesos básicos en la producción de aleaciones metálicas y semiconductores y para la medición de las propiedades termofísicas de tales materiales. Con tal objeto se funden y solidifican muestras en diversos insertos de crisol, bajo condiciones controladas con gran precisión. El objetivo principal de esta investigación es la subsiguiente producción de materiales en la Tierra a escala industrial, con mejores características y costes menores. Entre los ejemplos posibles se encuentran aleaciones de aluminio de alta resistencia o detectores de rayos X basados en teluriuro de cadmio. MSL funciona de manera totalmente automática y transmite cientos de datos de medición por segundo al centro de usuarios científicos, MUSC, de Porz, Colonia (Alemania). Durante los experimentos se pueden cambiar desde allí todos los parámetros de proceso para garantizar un resultado óptimo.

Declic es una instalación para investigar el comportamiento de los medios transparentes en un entorno de microgravedad, en el que se puede hacer con mayor precisión que en la Tierra. Puede aplicarse al proceso de solidificación de aleaciones transparentes modelo, o al peculiar comportamiento de los fluidos cuando están cerca de su punto crítico, en el se encuentran en un estado intermediario entre el gaseoso y el líquido. Son cuestiones fundamentales que la comunidad investigadora internacional quiere conocer desde hace tiempo, pero también cuentan con amplias aplicaciones industriales en áreas tan diversas como la metalurgia de aleaciones para la industria aeroespacial, procesos acuosos supercríticos para eliminación no contaminante de residuos doméstico o industriales en aguas residuales o el almacenamiento de propergoles para cohetes y satélites. Las operaciones de Declic se controlarán desde el Centro de Apoyo al Usuario y Operaciones CADMOS, en Toulouse.

Finalmente, el Discovery llevará la segunda unidad del Laboratorio Congelador Melfi, que tiene capacidad para congelar rápidamente a -80º centígrados muestras biológicas y biomédicas para la investigación científica en el espacio. Las muestras se pueden estibar en cuatro compartimentos, cuya temperatura puede controlarse de forma individual a diversos niveles (-80º Celsius, -26º Celsius o +4º Celsius). Tras su regreso a la Tierra, las muestras biológicas, de origen humano, animal o vegetal, serán sometidas a más análisis por los científicos.

Lo más visto en...

Top 50